12 preguntas que te debes hacer antes de renunciar a tu trabajo para empezar tu propio negocio

12 preguntas que te debes hacer antes de renunciar a tu trabajo para empezar tu propio negocio

Si quieres vivir una vida con pasión y libertad, renuncia a tu trabajo y empieza tu propio negocio. Escapar de las limitaciones de un horario de 9 a 5 es la única manera de experimentar la verdadera libertad. Pero asegúrate que la transición será exitosa, con estas 12 preguntas que te debes hacer antes de renunciar a tu trabajo para empezar tu propio negocio

01. ¿Estás dispuesto a hacer lo que sea necesario?

Para empezar tu propio negocio debes estar dispuesto a hacer lo que sea necesario para salir hacia adelante. A veces no es divertido, y no siempre te toca hacer lo que de verdad quieres hacer. La voluntad para hacer lo que haga falta viene de un compromiso profundo con tu negocio que todo emprendedor exitoso debe tener.

02. ¿Estás dispuestos a adaptar tu enfoque con frecuencia?

La única manera de fracasar en un negocio es no adaptándose. Si un producto no se vende, hay que seguir adaptándose, moficando, cambiando y mejorando hasta que se venda. Puedes cambiarle el color, cambiarle el precio, cambiar a quién se lo vas a vender, o cambiar su propósito. Quizás necesites cambiar el producto, cambiar el servicio o convertir el producto en un servicio. Sigue cambiando hasta que lo hagas bien. El fracaso viene cuando paras de cambiar.

03. ¿Estás lo suficientemente enfocado para empezar tu propio negocio?

Estar enfocado funcionó para Bill Gates y Warren Buffet, por lo que probablemente funcionará para ti también. Hay sólo dos recursos que se invierten para crear un negocio: tiempo y dinero. Aun Bill y Warren tienen una cantidad limitada de ambos recursos. Y tu también.

Entonces para empezar tu negocio con éxito, debes dar todo lo que tienes. Tu negocio necesita todos los recursos que le puedas dar. No emprendas varios negocios pequeños ni varias actividades a la vez. Ninguno de ellos te va a dar suficiente para triunfar. Enfócate en un negocio y sácalo hacia adelante.

04. ¿Estás dispuesto a hacer sacrificios a corto plazo?

 Puedes sacrificar las cosas que son importantes para tí sólo cuando ello te permita tener más cosas en el futuro. Puede que no tengas vacaciones en uno, dos o tres años. Vas a ver menos la televisión. Dedicarás menos tiempo a tus hijos, a tu familia y a tus amigos. Si quieres incrementar el tiempo y la calidad para hacer esas cosas en el futuro (con ayuda del dinero), debes hacer el sacrificio ahora. Hazlo por tu futuro.

05. ¿Estás listo para la psicoterapia más intensa que hayas tenido?

Los aspirantes a emprendedores a menudo creen que ellos aprenderán acerca de planes del negocio, mercadeo, contabilidad, y modelos del negocio. Claro que si lo harás, pero eso será un pequeño aprendizaje comparado con el proceso de auto descubrimiento por el cual atravesarás. Aprenderás acerca de tus fortalezas, debilidades y todo lo que está en el medio. Empezar un negocio es un proceso muy personal y es un proceso que probará tus límites y te hará renconocere que tenías habilidades que no sabías que tenías. Y quizás también llores unas cuantas veces.

06. ¿Eres capaz de escuchar sin juzgar ni evaluar?

Cuando empiezas tu propio negocio, debes desarrollar habilidades de buen escucha a un nivel más allá de lo que creías que era posible. Debes escuchar a tus clientes actuales y potenciales tan bien que no escuches lo que no dicen. Necesitas un nivel de entendimiento de tus clientes que no podrás obtener a menos que escuches cada palabra que ellos digan y entiendas sus necesidades y aspiraciones mejor que ellos mismos.

07. ¿Estás listo para despedir a tu ego?

 Tu primer trabajo sucio como Presidente de tu propia empresa es despedir a tu ego. Si no despides a tu ego, será el peor empleado en tu equipo. Tu ego te hace pensar que siempre tienes razón y no dejará que consideres los hechos relevantes de manera objetiva. Cuando empiezas tu propio negocio, debes ser humilde y ser capaz de considerar toda la información (recuerda el punto 6) sin sentirte amenazado por la posibilidad de fracasar. Ego: ¡estás despedido!

 08. ¿Estás listo para aceptar retroalimentación?

Como empresario, debes estar abierto y dispuesto a aceptar toda la información que reciben como retroalimentación. Luego debes tomar esa retroalimentación y usarla para mejorar tu negocio, producto o servicio. No puedes hacer eso si tu ego está por allí dando vueltas, defendiéndote como el ser perfecto y que todo lo sabe (menos mal que cumpliste lo que dice el punto 7). Debes ser capaz de aceptar las sugerencias y darte cuenta que quizás nadie quiera comprar tu pequeño dispositivo azul. Sin embargo, si eres un buen escucha (recuerda el punto 6), sabrías que están dispuestos a comprarlo por un precio mayor si lo pintas de rojo y le añades un par de ojos saltones.

 09. ¿Tienes tanta confianza como para ignorar la retroalimentación?

Si, esto es lo contrario del punto 8. Discúlpanos. Pero como empresario, debes confrontar información contradictoria en muchas oportunidades. Mientras que debes estar dispuesto a aceptar la retroalimentación, también debes tener suficiente confianza en tu visión del negocio para ignorar la retroalimentación. Una persona es enfática en decir que el dispositivo debe ser azul. Otro dirá, con igual énfasis, que debe ser rojo. Y tienen igual credibilidad. Es tu negocio, tu visión y tu decides: debes decidir. Debes tener la confianza para tomar la decisión y dejar que te guíe tu visión del negocio. Si te equivocas, está bien. Hablando de eso, debemos hablar acerca del fracaso.

 10. ¡Aceptas el fracaso?

Los medios aman al fracaso. Ellos amana ver a los negocios, celebridades y emprendedores caerse de bruces porque representan buenas noticias, que venden ejemplares. Nos convencen que el fracaso es un gran evento, catastrófico, y (lo peor de todo) que representa el final. Fracasar es parte del proceso. Es otro paso hacia el éxito. Lo importante es nunca creer que el fracaso es el final. Sólo levántate y sigue caminando.

11. ¿Estás dispuesto a ser responsable por tus acciones?

Cuando empiezas tu propio negocio, debes creer que todo lo que pase, bueno o malo, es por ti. Culpar a otra persona, entidad, organización, situación o al clima llevará a tu negocio al fracaso, porque te libera de responsabilidad. Te da alguien a quien culpar, lo cual hará que tu ego disfrute, pero a la larga ello significará el fin de tu negocio. Porque al no aceptar la responsabilidad, tampoco puedes aceptar el poder. Mantén tu responsabilidad, y mantén el poder.

12. ¿Te interesa el empezar tu propio negocio más que nada?

Nunca serás capaz de empezar tu propio negocio a menos que te interese y te importe mucho. Eso no quiere decir que no podrás tener otras cosas que te importen, y se supone que si debes tenerlas. Pero tu negocio debe estar entre las tres primeras. Si no es lo suficientemente importante, tu negocio se irá a pique porque no tendrás las energías, el empuje ni el enfoque que requiere para levantarlo.

Los planes de negocio, el análisis de mercado, los indicadores financiero, y todo lo demás es estupendo, pero nada importará sin no puedes responder a esta pregunta con un rotundo “¡SI!” con diez signos de exclamación. Las personas más exitosas y felices en el mundo son los empresarios, y es porque han respondido afirmativa y eufóricamente a estas preguntas y han creado un negocio y una vida por los que sienten pasión.

Conclusión

Si respondes que “No” a alguna de estas preguntas, no quiere decir que no puedes empezar un negocio, Significa que aún no estás listo, Sigue leyendo, sigue soñando, sigue estudiando, y comparte con algunos emprendedores exitosos. Estarás listo…

Traducido por Luis Castellanos de publicación en LifeHack. Imagen tomada de PixaBay

Publicado originalmente en Tecnopedia, Portal para Pequeñas Empresas

interrogante

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.