Cinco tendencias que amenazarán la seguridad informática en 2017

Según la compañía de seguridad ESET, el ransomware, el malware en smartphones, el espionaje de datos personales y los ataques al Internet de las Cosas y a los videojuegos son algunas de las principales amenazas que predominarán el próximo año.

El Laboratorio de Investigación de ESET ha publicado un estudio con las cinco principales tendencias y desafíos a los que los usuarios y empresas se enfrentarán durante el año que viene. Son éstas:


1.- Ransomware

Durante los últimos meses se han creado cientos de nuevas variantes que han afectado a cientos de miles de usuarios. No obstante, el verdadero problema ha sido la profesionalización definitiva de este modelo de negocio, algo que permite que cualquier delincuente sin apenas conocimientos pueda ganar importantes cantidades de dinero infectando a usuarios. “Esta tendencia se repetirá lamentablemente en 2017 e incluso es posible que veamos aún más infecciones debido al uso de técnicas de propagación más avanzadas que el simple fichero malicioso adjunto a un correo electrónico”, explica Josep Albors, director del Laboratorio de ESET España.


2.- Malware en smartphones

A medida que el sistema operativo de Google afianza su posición predominante en el mercado móvil, los delincuentes priorizan los ataques sobre esta plataforma para obtener beneficios de sus víctimas. A este problema se le han unido otros como, por ejemplo, los enlaces maliciosos enviados a través de aplicaciones de mensajería instantánea. Se trata de una tendencia que, según ESET, seguirá al alza el próximo año, pues para el delincuente el único esfuerzo consiste en suplantar la marca de una empresa conocida y así engañar al usuario para que pulse en el enlace malicioso.


3.- Espionaje de datos personales

Es lo que se conoce como “Ataque al CEO” y que consiste en recopilar información de la persona que maneja las cuentas de la empresa, ya sea a través de fuentes abiertas como las redes sociales o espiándole el móvil. Una vez que los delincuentes han aprendido cómo realiza las transferencias de dinero con sus clientes de confianza, proceden a engañar a su víctima para que transfiera importantes sumas de dinero a números de cuenta que nada tienen que ver con sus proveedores o clientes habituales.


4.- Ataques al Internet de las Cosas

Éstos abarcarán desde dispositivos de uso cotidiano como los routers domésticos, hasta otros menos habituales como los coches conectados. Todo ello, según ESET, supone un problema para la implantación del Internet de las Cosas, debido a que aumentará la desconfianza de los usuarios. Además, hay que tener en cuenta que estos dispositivos no son sólo objetivos de los atacantes, sino que también se pueden lanzar ataques desde ellos, como ha quedado demostrado este año con la botnet Mirai.


5.- Amenazas en videojuegos

A lo largo de los últimos años se ha pasado de algunos casos de phishing, adaptados con mayor o menor fortuna, a auténticos ataques dirigidos a los usuarios de un juego o plataforma digital en concreto. “Ya no es extraño, por ejemplo, ver cómo se lanzan ataques de denegación de servicio contra los servidores de juegos populares en fechas de máxima afluencia de jugadores”, apunta Albors. Pero, además, las monedas virtuales usadas en muchos de los juegos actuales, o los propios bienes virtuales que se pueden comprar con ellas, son utilizados por los criminales para lavar dinero procedente de actividades ilícitas. Esto ha generado un creciente mercado alternativo en el que se venden todo tipo de cuentas y objetos relacionados con juegos online, algo que seguirá creciendo en 2017, según ESET.


Fuente: IT User
Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.