¿Cómo empezar un negocio?

¿Cómo empezar un negocio?

(mientras estás trabajando)

A menudo es más fácil empezar un nuevo negocio mientras aún estás en tu trabajo regular, siguiendo una corazonada de que lo que te apasiona podría ser lo que muchos clientes están dispuestos a pagar.

A muchos de los emprendedores exitosos se les ocurrió su idea del negocio mientras convertían su interés personal en un producto o servicio, mientras aún estaban en su trabajo regular.


Jim Tselikis y Sabin Lomac son primos que viven en Maine (EEUU), donde crecieron comiendo langostas frescas de Maine. Jim trabajó como representante de ventas de una empresa de insumos médicos, mientras que su primo era agente de Bienes Raíces en California. Sólo porque les gustaba comer langosta, decidieron arreglar un viejo camión de comida y empezar a vender rollos de langosta en los fines de semana, y así nació Cousins Maine Lobster (Langosta de Maine de los Primos). En su primer mes del negocio, Jim y Sabin venideron $30.000 en rollos de langosta y dos meses después decidieron renunciar a sus empleos para dedicarle su tiempo completo al nuevo negocio. Dos (2) años después, Sabin y Jim cuentan con tres (3) camiones, doce (12) franquicias en ocho (8) ciudades, y un enorme negocio de distribución en línea de “costa a casa”. Sus intereses personales y un trabajo de fines de semana se convirtieron en un negocio muy exitoso.


Tiffany Krumins trabaja como niñera a tiempo completo en Auburn, Georgia, y se hizo voluntaria en una clínica local para niños con cáncer. Ver a los niños llorar cuando tenían que tomar su medicina ocho (8) veces al día le rompió el corazón a Tiffany, quien hizo un modelo de elefante en arcilla con un dispensador de medicina oculto dentro. Cuando los niños presionaban un boón, escuchaban la grabación de la propia voz de la feliz Tiffany diciendo “¿Listos?  ¡Uno, dos, tres! ¡Buen trabajo!” Los niños se tomaban sus medicinas muy felices. Cuatro años después, “Ava la Elefanta” se vende es casi cada farmacia grande en los Estados Unidos y es distribuido en clínicas por toda la nación. La astuta inventora convirtió su pasión de a ratos en un negocio con todas las de la ley.


A Kim Daisy, de Spartanburg, Carolina del Sur, le encanta hacer tortas, así como le gustaba a su mamá y a su abuela. Siendo una ama de casa y madre a tiempo completo, horneaba tortas para recoger fondos para la liga junior de la localidad. Una vez que sus tortas se empezaron a conocer fuera de Carolina del Sur, Kim no pudo satisfacer los pedidos que recibía, y empezó a fabricar recipientes de hojalata para congelar y enviar sus pedidos de “Tortas Daisy” (Daisy Cakes) a sus clientes fuera de Carolina del Sur. Cuando su último hijo salió de bachillerato, empezó a trabajar a tiempo completo en “Tortas Daisy”. Ya su negocio tiene cuatro (4) años, vendiendo miles de tortas en línea a clientes a lo largo y ancho de los Estados Unidos. En el último año vendió $2 millones y para este año debe duplicar esa cantidad. Su ingrediente secreto es que empezó su negocio como un hobby.


Muchos nuevos empresarios renuncian a sus trabajos regulares antes de empezar su nuevo negocio. Parece mucho más inteligente empezar un nuevo negocio, teniendo aún las restricciones de estar atado a un trabajo regular.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en The Entrepreneur.

Publicado originalmente en Tecnopedia – Portal para PyMES

emprendimiento

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

1 Trackback / Pingback

  1. 4.5. Emprendedores – Creatividad e Innovación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.