Merodeando desde la Arquitectura

Figura-Fondo

En ocasiones he visitado lugares en los que, al visitar una parte pequeña, tan solo una porción de eso que los constituye como un todo, basta para conocerlos en su totalidad. Y es éste un conocimiento que parece suficiente, como si no necesitara de la experiencia física habitual…o al menos parece no ameritarla por no presentar esas singularidades que definen y revelan las particularidades de definen las partes como individualidad al ser meras repeticiones de una ya previamente conocida. Así entonces, y en una abstracción “gestáltica”, abstraídos de la figura como parte, queda tan solo un fondo en el que se producen singularidades como  consecuencia de distintas formas de agrupación o de las diferencias que se producen por las inevitables relaciones cardinales que se establecen entre unas y otras (las partes) y por los cambios que se evidencian por la variable tiempo en los recorridos posibles evidenciado por el ritmo producto de la repetición o por razones naturales que obedecen a variaciones del paisaje, aceptando a éste último en su papel de fondo.

En términos generales he querido describir lo que unidades de vivienda razonablemente “bien concebidas” en términos racionales o técnicos, en una búsqueda por la uniformidad, orden y con criterios de eficiencia, dando cumplimiento a ordenanzas previamente acordadas en función a su vez de consideraciones que tienen que ver con aspectos  como uso y ocupación del suelo, disposición de funciones y criterios de agrupación de partes, y estricto control en cuanto a la conservación de la condición inicial ideal, terminan por borrar todo vestigio de individualidad, de movimiento, de vida… solo adornado o quizá debería decir estetizado por un paisaje que, si observamos bien, termina siendo igualmente una repetición, solo que a otra escala. La “solución” al problema de orientación consecuencia de la falta de singularidades que sirvan de argumentos narrativos que nos orienten, ha terminado siendo ajena y lejana a nuestra condición experiencial-sensorial, pero peligrosamente cercanos a los criterios que crearon el “problema” a resolver con inquietantes e inesperadas consecuencias, donde el hasta ahora mapa, no se consigue así mismo al carecer igualmente de referencias y particularidades a representar. El GPS (Global Positioning System en inglés) va narrando al momento, tan solo una posibilidad o camino a seguir, es incapaz de describir el todo, el fondo importa como relleno del formato de la pantalla sobre el cual es visualizado,  solo importa la parte… ¿y si ésta sólo se repite una y otra vez?

Odart Graterol
De Tecnología y Otras Cosas

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.