25 características de los emprendedores exitosos

25 características de los emprendedores exitosos

Independientemente de la definición del éxito que se tenga, estos son, a grandes rasgos, las características comunes que son compartidas por gente exitosa en los negocios. Puedes revisarte para marcar las que crees que tienes, y así puedes tener una idea de cómo te comparas con los demás. Y aún si no tienes la gran mayoría de las características, no te preocupes. Muchas pueden ser aprendidas mediante la práctica y desarrollando una actitud positiva, especialmente si te trazas metas y te esmeras en cumplirlas, a través de una planificación estratégica, dando pasos incrementales y medibles.

Como cualquier otra actividad que lleves a cabo, hay ciertos “debe” que son requeridos para ser exitoso en una actividad determinada. Para manejar un vehículo legalmente en vías públicas, se debe poseer una licencia de conducir. Para ser bueno en los deportes, se debe entrenar y practicar. Para vivir un retiro cómodo, debes hacer buenas inversiones, cosechando para el futuro. Y si la meta es tener éxito en los negocios, pues la fórmula no es diferente. Hay ciertas condiciones que debes desarrollar, implantar y manejar si quieres que tu negocio sea exitoso. Hay muchos “debe”, pero acá se presentan los más importantes para empezar, operar y hacer crecer un negocio.

01. Debes hacer lo que disfrutas hacer

La recompensa de tu negocio viene en forma de una serie de factores todos juntos: satisfacción personal, ganancia económica, estabilidad y disfrutar de lo que haces. Es decir, que si no disfrutas lo que haces, eso se verá reflejado en el éxito de tu negocio, o en el fracaso. De hecho, si no te gusta lo que haces, lo más probable es que tu negocio fracase.

02, Toma las cosas en serio

No puedes esperar ser efectivo y exitoso en los negocios, a menos que verdaderamente creas en tu negocio y en los bienes y servicios que ofreces. Hay demasiados empresarios que han fracasado porque no toman su negocio en serio, saliéndose del camino trazado o por no mantenerse motivado. También hay otros que creen en cantos de sirenas de personas que no los toman en serio porque no están trabajando desde un edificio de oficinas, parque industrial o fábrica. Poco saben estas personas que hay muchos emprendedores que trabajan desde su casa y que perciben buenas ganancias anuales, y que cada vez ese número va en aumento en los últimos años.

03. Planifica todo detalladamente

Planificar cada aspecto de tu negocio no sólo es un “debe”: también ayuda a construir hábitos que cada empresario debe desarrollar, implementar y mantener. El acto de planificar en los negocios es tan importante porque requiere que analices cada situación del negocio, que investigues y agrupes datos, y saques conclusiones basándote en los hechos encontrados durante la investigación. Un plan de negocios también tiene un segundo propósito: documentar en el papel tus objetivos y la manera de cómo los vas a cumplir. Puedes usar el plan desarrollado como una guía que te ayudará a ir desde A hasta Z, o como un instrumento para medir el éxito de cada meta u objetivo cumplido.

04. Maneja las finanzas sabiamente

Lo que mantiene a cualquier negocio a flote es el flujo de caja. Lo necesitas para comprar inventarios, para pagar por los servicios, promover y mercadear tu negocio, reparar y reemplazar equipos y herramientas, y pagarte a tí mismo para que puedas continuar trabajando. Por ello, todo empresario debe convertirse en un sabio administrador del dinero, para asegurarte que el flujo de dinero sea constante, y puedas pagar las obligaciones contraídas. Hay dos aspectos que deben ser tomados en cuenta en la administración del dinero:

  1. Ingresos: el dinero que recibes de tus clientes, en intercambio por los bienes y servicios que se proveen
  2. Egresos: el dinero que se gasta en inventarios, suministros, sueldos y salarios, y otros gastos de operación

05. Cierra las ventas

Un empresario debe tener en cuenta que el mercadear, hacer publicidad y llevar a cabo actividades promocionales son completamente inútiles (sin importar cuán bien logradas, caras o que estén dirigidas a la audiencia específica), a menos que se consiga vender. Esto no quiere decir que es malo ser un genio de las relaciones públicas o de la publicidad, pero si no les pides que compren lo que ofreces, tu negocio no será exitoso.

06. Recuerda que todo gira en torno al cliente

Tu negocio no se trata de los productos o servicios que ofrece. Tu negocio no se trata acerca de los precios que cobras por tus bienes o servicios. Tu negocio no se trata de tu competencia y de cómo vencerles. Tu negocio es acerca de tus clientes, punto final. Después de todo, tus clientes son quienes van a decidir si tu negocio despega o se hunde. Todo lo que hagas en tu negocio, debe estar orientado hacia la satisfacción del cliente, incluyendo tus políticas, garantías, opciones de pago, horario de trabajo, presentaciones de los productos, publicidad, campañas promocionales y páginas web. Además, debes conocer a tus clientes por fuera y por dentro.

07. Conviértete en tu propio promotor (sin pena)

Uno de los grandes mitos acerca del éxito personal o empresarial es que eventualmente tu negocio, tus habilidades personales, productos o servicios, serán descubiertos y aceptados por las masas, que formarán tumultos en tu puerta para comprar lo que sea que estás vendiendo. Pero, ¿cómo eso va a pasar si la gente no saber quién eres, qué vendes y por qué deben comprártelo a tí?

Ser tu propio promotor es una de las herramientas de mercadeo más beneficiosas que los empresarios tienen a su completa disposición.

08. Proyecta una imagen positiva de tu negocio

 Tienes un momento para dejar una impresión memorable y positiva en la gente con quien pretendes hacer negocios. Los empresarios deben hacer un esfuerzo consciente de proyectar siempre la imagen del negocio más positiva y profesional posible. La mayoría de los emprendedores no tienen la ventaja que tienen las empresas grandes de disponer de tiendas, vitrinas, galerías y salones de exposición para atraer prospectos e impresionar a los clientes. En vez de ello, deben basarse en su imaginación, creatividad y atención hasta el último detalle, para crear y mantener una imagen profesional de su negocio.

09. Conoce a tus clientes

Una de las principales ventajas, y a veces es una gran ventaja competitiva significativa que tienen los emprendedores por sobre los grandes competidores es que pueden ofrecer atención personalizada. Los clientes están hastiados de escuchar que su información está en algún lugar de la computadora, y debe ser recuperada y ser enviada al departamento correcto para terminar quién sabe donde, y haciendo llamadas que serán contestadas por máquinas contestadoras.

El emprendedor puede realmente responder las llamadas telefónicas, conocer a sus clientes, proveer atención personal y ganar más clientes haciéndolo. Es un hecho comprobado que muchas de las transacciones de los negocios son hechas por clientes que regresan (80%), sobre los clientes nuevos. Entonces, además de buscar nuevos clientes, se deben conservar los clientes regulares.Y mientras mejor los trates y los conserves, mejor te irá a largo plazo. La atención personalizada es muy apreciada y recordada en este mundo moderno lleno de tecnología y de relaciones impersonales.

10. Mantén el balance a tu favor usando la tecnología

Debes evitar sumergirte de lleno en el mundo de la tecnología, pero debes saber cómo tomar ventaja de sus bondades. Uno de los aspectos más impresionantes del internet es que un negocio de 1 o 2 personas desde el sótano de una casa puede tener un sitio web más espectacular y superior al de una compañía de $50 millones, y nadie vería la diferencia. Asegúrate que estás usando la tecnología de acuerdo a tus necesidades. La mejor tecnología es aquella que te ayuda, y no la que impresiona a tus vecinos.

11. Construye un equipo de negocios de primera categoría

Nadie puede construir solo un negocio exitoso. Es una tarea que requiere de un equipo tan comprometido como tu con el negocio y con su éxito. Tu equipo de negocios puede incluir a miembros de la familia, proveedores, aliados comerciales, empleados, subcontratistas, asociaciones industriales o comerciales, gobierno local o a la comunidad.

Claro que los miembros más importantes de tu equipo deben ser tus clientes. Todos deben poder opinar acerca de cómo va a funcionar el negocio y de participar en el futuro del negocio.

12. Debes ser reconocido como un experto

Cuando tienes un problema que necesita ser resuelto, ¿buscas el consejo de cualquiera o buscas a un experto en la materia para que te ayude a resolver el problema particular? Obviamente quieres la información más precisa y la mejor asistencia que puedas obtener. Naturalmente buscas a un experto para que te ayude a resolver tu problema.  Tu llamas a un plomero cuando tienes una gotera en las tuberías, llamas a un agente de bienes raíces cuando es tiempo de vender tu casa o a un dentista cuando tienes una caries. Por lo tanto, es una razón más para que seas conocido como un experto en tu área. Mientras más personas busquen tu experticia, más oportunidades de ventas y de tener referencias tendrás. En efecto, ser reconocido como un experto es otro estilo en la prospección de clientes en un nuevo negocio, En vez de buscar personas nuevas a quien vender tus productos o servicios, las personas te buscan a ti por tu experticia.

13. Crea una ventaja competitiva

Un negocio debe tener claramente definido una única propuesta de ventas. Esto no es más que una manera adornada de hacer la pregunta vital: “¿por qué la gente te escogerá a ti para comprar el producto o servicio que ofreces en vez hacer negocios con tu competencia y comprar su producto o servicio? En otras palabras, ¿cuál aspecto o combinación de aspectos va a diferenciar tu negocio de tus competidores? ¿Mejor servicio, garantías extendidas, opciones de pago más flexibles, horario de trabajo más cómodo, más productos de donde escoger, precios más bajos, servicio personalizado, mejor atención al cliente, o una combinación de algunos de ellos?

14. Invierte en ti mismo

Los emprendedores exitosos compran y leen libros de negocios y de mercadeo, revistas, reportes, periódicos, sitios webs, publicaciones de la industria y del comercio, sabiendo que esos recursos mejorarán su entendimiento del negocio y de las funciones y habilidades del mercadeo. Ellos se une a asociaciones de comerciantes y clubs, y se mantienen conectados en redes con otros empresarios especializados para conocer los secretos de su éxito y para ayudar a definir sus propias metas y objetivos. Los emprendedores exitosos asisten a seminarios, congresos, talleres y cursos de entrenamiento acerca de los negocios y del mercadeo, aún si ya dominan esos temas. Y lo hacen porque ellos saben que la educación es un proceso continuo. Siempre se descubren maneras de hacer las cosas mejor, en menos tiempo, con menos esfuerzo. En pocas palabras, los emprendedores exitosos nunca paran de invertir en la herramienta más poderosa y efectiva que tienen a su alcance: ellos mismos.

15. Debes ser accesible

Estamos viviendo en una época en que queremos que cuando pidamos nuestra comida para llevar, esté lista en minutos, que cuando dejemos una prenda en la tintorería nos la entreguen en el mismo día, que nuestro dinero esté disponible en el cajero automático y que nuestra pizza sea enviada antes de 30 minutos o si no nos sale gratis. ¿Ves el patrón que se va desarrollando? Debes hacer que la gente haga negocio contigo de una manera fácil, sin importar el tipo de negocio que manejas.

Debes estar consciente que muchas personas trabajarán duro, se desviarán de su camino, o harán algún tipo de sacrificio, sólo por el privilegio de darte a ti su dinero ganado con mucho esfuerzo. Y hacerles fácil el que hagan negocio contigo, quiere decir que tu debes estar accesible, al igual que la información acerca de tus productos y servicios. Debes ser capaz de entregarle a tus clientes lo que ellos quieren, cuando ellos lo quieren.

16. Construye una reputación a prueba de balas

Una buena reputación, sin lugar a dudas, es uno de los recursos más tangible y mercadeable para un empresario. No puedes simplemente comprar una buena reputación: es algo que se gana al honrar tus compromisos. Si tu prometes al clientes que el miércoles tendrá el producto en sus manos, no tienes excusa para no entregarlo para ese día. Si ofreces reparar algo, debes cumplir con tu oferta.  La consistencia en lo que ofreces es otro factor clave. Si no puedes ofrecer el mismo nivel de calidad de servicio (y productos) para los clientes, de manera regular, entonces ellos no van a tener razones para poder confiar en ti. Y sin la confianza, no tendrás buena reputación.

17. Vende beneficios

Señalar las características de los productos y servicios que ofreces es para emprendedores que recién empiezan, sin experiencia. Los vendedores profesionales señalan los beneficios asociados con tener y usar los productos y servicios que ofrecen, para crear expectativas y poder vender, más y con mayor frecuencia, a sus clientes.  Tu publicidad, tus representantes de ventas, tu material impreso para el mercado (POP), los empaques de los productos, su sitio web, sus exhibiciones, y catálogos, son vitales.  Cada vez que usas un medio para comunicarte con tu audiencia objetivo, éste debe mostrar los beneficios asociados con tener tu producto o usar tu servicio.

18. Involúcrate

Siempre debes involucrarte con la comunidad que apoya tu negocio. Puedes hacerlo de varias maneras, como por ejemplo ayudando en las organizaciones de caridad o comedores públicos de la localidad, organizando eventos de la comunidad, e involucrarte en las decisiones políticas locales. Puedes unirte a clubs o asociaciones que se concentran en programas y políticas que buscan mejorar la comunidad local. Es un hecho de que a la gente le gusta hacer negocios con la gente que ellos conocen, les cae bien, respetan, y con la gente que ayuda a los miembros de la comunidad.

19. Llama la atención

Los pequeños empresarios no pueden perder tiempo, dinero ni energía en actividades promocionales destinadas a dar a conocer el negocio a largo plazo. Si lo hacen, lo más probable es que fracasen y quiebren antes de cumplir las metas establecidas. En vez de ello, cada actividad promocional que se lleve a cabo debe perseguir que entre dinero al bolsillo de una vez, para poder continuar llamando la atención y hacer crecer el negocio.

20. Domina el arte de la negociación

La habilidad para negociar efectivamente es sin lugar a dudas una habilidad que cada empresario debe hacer el esfuerzo de dominar.  Es quizás la segunda habilidad en importancia que se debe tener, siendo la primera el poder cerrar las ventas. En el ambiente de los negocios, las habilidades de negociación son usadas diariamente. Siempre recuerda que el dominar el arte de la negociación quiere decir que tus habilidades están sincronizadas para poder siempre lograr una situación de ganar-ganar. Estos arreglos de ganar-ganar quieren significar que todos los involucrados deben sentir que ganaron, lo cual es realmente la base para construir relaciones de negocio a largo plazo y beneficiosas.

21. Diseña tu espacio de trabajo pensando en el éxito

Planifica y diseña cuidadosamente tu espacio de trabajo en la oficina para asegurar el máximo rendimiento y productividad del personal, y si es necesario, proyectar profesionalismo a los clientes que te visiten. Si todo eso es posible, resiste a la tentación de convertir una esquina de la sala de tu casa o de tu habitación en tu oficina. En tu casa puedes hacer espacio para una oficina, pero vas a querer separar la oficina de la casa al menos con una puerta que mantenga separadas a las actividades del negocio con las actividades familiares, al menos en horas de oficina o en las horas de mayor actividad. Un depósito, un cuarto de huéspedes o desocupado, un sótano o un garage pueden ser usados como candidatos ideales para tu oficina en casa. Si no es posible, debes buscar la manera de transformar un espacio mediante compartimientos o encontrar las horas en que puedas trabajar sin que haya nadie en la casa.

22. Organízate y mantente organizado

La clave para mantenerse organizado no es el saber que tipo de archivo estás almacenando o si mantienes una o dos pilas de papeles sobre tu escritorio. Es más acerca de gerenciar tu negocio, es tener un sistema para guardar las cosas.  Por lo tanto, vas a querer establecer una rutina con la cual puedas cumplir la mayor cantidad de tareas en un día de trabajo, ya sea trabajes 3 horas en tu negocio a medio tiempo o las 8 horas de un negocio a tiempo completo. De hecho, debes desarrollar sistemas y rutinas para cada actividad del negocio. Las pequeñas cosas, como crear una lista con cosas pendientes por hacer, al final del día o al final de la semana, te mantendrá al día con las tareas que faltaron por cumplir.  Crear un calendario único de actividades, y no calendarios para cada trabajador o proyecto, podrá asegurar que las tareas sean completadas y las citas se cumplan.  Incorporar las actividades familiares y personales al calendario de trabajo es algo crítico, para poder basarte en un solo calendario único.

23. Toma un descanso

La tentación de trabajar de sol a sol es muy real para los emprendedores. Después de todo, no tienes un jefe que te diga que ya es hora de irte a casa porque no va a pagarte las horas adicionales de trabajo. Cada emprendedor debe tomarse el tiempo de establecer su horario de trabajo que incluya tiempo para estirar las piernas, tiempo para comer, aparte de días libres y días de vacaciones. Planifica el horario tan pronto como empieces tu negocio. Por supuesto, tu horario será flexible. Debes, por lo tanto, no llenar todas tus horas laborales con trabajo. Date un colchón de una o dos horas de tiempo adicional. Trabajar mucho sin distraerte hará que te quemes rápido, y un servicio de atención al cliente amargado no es lo que la gente quiere.

24. Limita el número de sombreros que te pones

Es difícil para muchos empresarios no meter las manos en todo. Traten lo más que puedan de hacer de todo en su negocio. La habilidad de ser una persona multitareas, es de hecho, una característica compartida por muchos emprendedores. Sin embargo, de vez en cuando debes tomar un descanso y mirar más allá para determinar qué es lo que más le conviene al negocio y a ti mismo a largo plazo. Muchos emprendedores exitosos te dirán que desde que empezaron su negocio, sabían en qué eran buenos y en qué no, y qué tareas podían o no delegar a los demás.

25. Seguimiento constante

Un contacto constante, y un seguimiento a los clientes, prospectos y alianzas comerciales debe ser el pan nuestro de cada empresario, nuevo o ya establecido. Un seguimiento constante y consistente te permite convertir a los prospectos en clientes, incrementa el valor de cada venta y aumenta la frecuencia de compra de los clientes actuales, y va construyendo relaciones comerciales más fuertes con tus proveedores y tu equipo de trabajo.  El seguimiento es realmente importante con tu base de clientes existente, ya que el trabajo verdadero empieza después de concretarse la venta. Es fácil vender un producto o servicio, pero toma trabajo retener a los clientes y hacer que regresen.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en Entrepreneur

Publicado inicialmente en Tecnopedia

25 caracteristicas

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.