6 cosas que no debes decir si quieres tener éxito en tu trabajo

6 cosas que no debes decir si quieres tener éxito en tu trabajo

Todos queremos sobresalir en nuestros sitios de trabajo. Ya sea que estemos trabajando como mesonero en  un restaurant o seamos la mano derecha del Presidente Ejecutivo de una empresa que esté en el Fortune 500, siempre estamos buscando conseguir algo más del trabajo, y ese más es «éxito» (además de dinero).

Sin embargo, a pesar que pensamos que nunca nos va a ir mal, la mayoría somos proclives a cometer errores de vez en cuando. Dicho eso, también es justo decir que tenemos el poder para controlar el cómo nos comportamos en circunstancias desfavorables.

Una de las manera en que podemos alcanzar el éxito en nuestro sitio de trabajo es mediante una comunicación efectiva. Y a veces debemos aprenderlo llevando golpes, pero luego nos damos cuenta que es uno de los factores más cruciales para poder avanzar exitosamente en la carrera laboral.

Para ayudar a mejorar la comunicación, revisa a continuación lo que no debes decir en tu sitio de trabajo para que no te detenga de alcanzar el éxito.

01. Groserías o palabras obscenas

No debe ser difícil entender que no es profesional usar un lenguaje grosero en el sitio de trabajo, pero te sorprenderías al conocer la cantidad de personas supuestamente exitosa que dicen palabras obscenas en su lugar de trabajo. Lo mejor es dejar esas palabras para cuando estés en tu casa o con tus amigos.

No solamente el usar palabras groseras demuestra un comportamiento inadecuado, sino que hace que disminuya el respeto que pueden sentir los colegas y compañeros de trabajo hacia ti. Admiramos más a nuestras figuras de autoridad cuando no están diciendo groserías.

02. Estoy ocupado en este momento

No es que no puedas o debas ser honesto y no decirle a tu jefe que estás muy ocupado para ejecutar un proyecto o alguna otra tarea que te asigne. Sin embargo, ese «estoy ocupado» debe ser seguido por una oferta de empezar el trabajo más tarde.

Suena mejor: «estoy ocupado en este momento, pero pondré mi mejor esfuerzo para terminar lo más pronto posible y comenzar ese nuevo proyecto». ¿O no?

03. Tu vida nocturna

No es un secreto que todos tenemos (y merecemos) una vida social y de distracción. Claro, unos más que otros, pero todos disfrutamos de una buena salida en la noche con nuestros amigos o con nuestras parejas, especialmente luego de una larga semana de trabajo. Pero cuando llega de nuevo el lunes, hay que separar la parte «divertida» de nuestras vidas de la parte «laboral».

Decir cosas como que «tengo resaca (o ratón, en Venezuela)», o «me embriagué (o emborraché) en el fin de semana» a tus compañeros de trabajo o a tus jefes, va a ayudar a formar una imagen de irresponsable y descuidado, aún si no lo eres. Y ¿quién quisiera darle un puesto gerencial a alguien que vive en el mundo del alcohol y fiestas? Nadie.

04. Eso no se puede hacer

Normalmente el jefe piensa que nada es imposible, y que las cosas parecen imposibles cuando requieren trabajo duro y una buena investigación para poder terminarlas. Tan duro como suena, la idea de «cosas imposibles» es una señal de flojera o falta de voluntad para llevar a cabo el trabajo requerido. Puede ser difícil, y puede que no te guste el trabajo asignado, pero eso no quiere decir que no se pueda hacer. Sólo significa que debes poner más esfuerzo para culminarlo…

05. Chismes

 De nuevo, tu vida personal necesita estar más como una mascota, y quedarse en casa cuando sales al trabajo.

«¿Escuchaste lo último de Thalía y su esposo?» Nop, y francamente no me importa.

El chisme es algo que todos necesitamos desembarazarnos de él, aún fuera del sitio de trabajo. No es fácil, pero piensa lo que se siente cuando alguien chismea acerca de tí. Lo pensarás dos veces antes de decir algo si te vieras en esa situación

06. Pensamientos negativos

 Esta es una de las peores cosas que se pueden decir en el sitio de trabajo. Quizás uno puede pensar que se está siendo honesto, pero realmente no es profesional decirle a los colegas de trabajo lo mal que ha sido la mañana. Suena feo, pero a nadie le gusta un pesimista o una persona que se vive quejando.

Claro, no es que hay que estar desconectado de la realidad, pero si hay que tener cuidado en cómo nos comportamos alrededor de las demás personas y cuáles son las cosas que compartimos con ellas. Después de todo, no sabes quién puede estar escuchando. Adoptar una perspectiva positiva traerá más oportunidades de éxito que de fracaso.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en Lifehack

6 cosas que no debes decir

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

4 Comentarios

      • Luis: Llevo más de 20 años en mi trabajo. Lo considero un éxito. A pesar de que hoy en día, ser conservador y mantener el mismo trabajo durante años no está bien conceptuado. Se pretende, laboralmente, ambición y cierta «insatisfacción», lo cual denota que una persona es más «guerrera» en la búsqueda de nuevos horizontes.
        En mi caso… ya está hecho!
        Cariños

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.