Traducido por Luis R Castellanos de LifeHack


¿Le preocupa que pueda estar sufriendo de agotamiento laboral? Al buscar signos de agotamiento laboral, es natural considerar inmediatamente su energía y estado de ánimo durante las horas de trabajo o cómo se siente acerca de su profesión en general. La insatisfacción, el mal desempeño laboral y la creciente frustración en el trabajo son indicadores comunes de que su trabajo lo está estresando más allá de su capacidad para lidiar con ellos.


¿Qué es el agotamiento laboral?

Una mirada más profunda produce síntomas de agotamiento laboral en algunos lugares sorprendentes. Los estudios han demostrado una correlación directa entre los sentimientos de agotamiento laboral de los profesionales y su nivel de satisfacción con el equilibrio entre el trabajo y la vida.

Imagínese de pie centrado en una balanza, la vida personal por un lado y la profesional por el otro. La presión comienza a acumularse en el lado profesional, por lo que saltas allí para resolverlo.

Mientras tanto, sin nada que pueda fundamentar su lado personal, se descuidan esas responsabilidades y necesidades. Saltas hacia adelante y hacia atrás tratando de asentar cada lado. No solo es ineficaz, es francamente agotador.

Si bien esta dinámica de ida y vuelta probablemente suene familiar, también es una descripción demasiado simplificada. En realidad, las líneas divisorias entre el trabajo y el hogar no son tan claras. Los matices que abarcan estas partes de nuestras vidas son multifacéticos y complejos.

Esto es cierto incluso en los mejores tiempos. Con el clima actual de estresores socioeconómicos y el factor agravante del caos del trabajo desde el hogar, es más importante que nunca abordar los elementos de nuestras vidas que pueden llevarnos hacia, o causar definitivamente, el agotamiento laboral. (Esto es especialmente relevante si no es posible realizar cambios en su situación laboral en este momento).

Entonces, ¿qué puede hacer para aliviar el agotamiento laboral sin revisar toda su vida?


7 signos comunes de agotamiento laboral

En primer lugar, analizaremos honestamente los signos comunes de agotamiento laboral que pueden indicar un equilibrio desigual entre el trabajo y la vida. Luego, cubriremos algunos pasos importantes para terminar este ciclo. La buena noticia es que con una conciencia más profunda y algunos cambios simples, podemos sentirnos más centrados y satisfechos en el trabajo y la vida.

1. La fatiga no se resuelve con un descanso adicional

El agotamiento físico suele ser el primer síntoma que notamos. Sentirnos cansados ​​todo el tiempo puede llevarnos a una espiral descendente de estrés adicional y desencadenar muchos de los otros síntomas que se enumeran a continuación.

Sin embargo, nuestras energías físicas, mentales y emocionales están todas interrelacionadas. En el caso del agotamiento, a veces la razón por la que dormir más no brinda alivio es que no se están abordando las causas fundamentales de la fatiga mental y emocional.

Si cree que el problema es puramente físico, busque orientación médica, ya que puede ser un signo de depresión, trastornos del sueño, deficiencias de nutrientes u otros problemas que requieran tratamiento profesional. El insomnio inducido por el estrés también puede ser parte del problema.

Es importante comprender algunos obstáculos furtivos aquí que podrían mantenerlo atrapado en un ciclo de agotamiento mental y emocional.

La primera es la comparación. Lo que podría ser estresante o abrumador para una persona puede no ser un problema total para otra, así que trate de no equivocarse por luchar donde otros parecen no hacerlo.

La segunda es la expectativa. Los acontecimientos importantes de la vida o las catástrofes no son las únicas condiciones relacionadas con el agotamiento laboral. Los factores estresantes continuos, incluso aquellos que parecen insignificantes a primera vista o una combinación de varios tipos, pueden desgastarnos con el tiempo y eventualmente crear un poderoso golpe de fatiga impulsada por el estrés.

Estos obstáculos pueden causar un efecto de bola de nieve de agotamiento porque estamos luchando contra nuestro juicio interno en lugar de usar esa energía para lidiar con el problema central en cuestión.

2. Posponer las necesidades básicas de cuidado personal (ya sea intencionalmente o no)

Uno de los signos más fácilmente reconocibles de agotamiento laboral es el ajetreo, y no ayuda que nuestra cultura esté predicando y recompensando constantemente el estilo de vida de «prisa a toda costa». Desafortunadamente, esto a menudo hace que las personas usen sus ocupaciones como una insignia de honor.

A veces, esto parece anunciar con orgullo que ha estado demasiado ocupado trabajando para tomar un descanso para almorzar. Otras veces, puede sacrificar horas de sueño posponiendo la hora de acostarse para trabajar en un proyecto o tratar de ponerse al día con las tareas pendientes.

Ya sea intencionalmente o no, la mentalidad de “estar ocupado es lo mejor” conduce al descuido, un factor importante que contribuye al agotamiento laboral y un componente central del equilibrio desigual entre el trabajo y la vida.

3. Mal humor e irritabilidad

Es común que un entorno de trabajo estresante provoque irritabilidad. Desafortunadamente, también es muy probable que sus reacciones ágiles no se limiten a situaciones profesionales.

Una señal segura de angustia emocional que puede conducir al agotamiento laboral es cuando nos encontramos atacando a personas y circunstancias que no son directamente responsables de nuestro estado de ánimo. El mal humor inexplicable puede ser una señal secundaria de que también estás luchando con los signos 1 y / o 2 anteriores.

4. Falta de enfoque o concentración

Estos signos de fatiga mental pueden ser causados ​​por abrumadores físicos o emocionales, así como por auto-negligencia. Esto significa que si está luchando contra la fatiga o el autocuidado estancado, como se mencionó anteriormente, es probable que también sufra este síntoma.

Tener poca concentración significa que necesita más energía para completar incluso las tareas más básicas. Sentir que no tiene suficiente tiempo o energía para hacer lo que se debe hacer es un catalizador para la abrumadora y el agotamiento.

5. Dolencias físicas menores inexplicables

Cuando se trata de agotamiento, la tensión ocupa un lugar destacado en la lista de culpables subyacentes. Es común que el estrés se manifieste como molestias físicas que no se pueden atribuir a ninguna condición médica. Esto puede ser frustrante, especialmente cuando sufrimos absolutamente los síntomas, pero no tenemos claro los vínculos entre ellos y el agotamiento inducido por la tensión.

Algunos de los principales síntomas físicos de la tensión incluyen dolores de cabeza, dolor y opresión de cuello y hombros y problemas digestivos (acidez, dolor de estómago, irregularidad intestinal). Los dolores y molestias frecuentes y aleatorios, la rigidez de la mandíbula y las variaciones de peso inexplicables también pueden ser síntomas.

Las personas en esta situación a menudo van de médico en médico buscando una explicación sin resolución. Desafortunadamente, esto se debe al menos en parte a que el agotamiento no es una condición médica diagnosticable. Sin embargo, finalmente se agregó a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) con una definición rígida como fenómeno ocupacional en 2019, después de décadas de debate.

Si experimenta estos signos de agotamiento laboral y estrés, intente abordar las causas fundamentales que se describen aquí. Si hace un esfuerzo honesto y continúa sufriendo, lleve esta información a su médico y siga defendiendo su atención médica.

6. Automedicación, adormecimiento o escapismo

Cuando la vida se siente estresante, una tendencia humana es escapar. En lugar de abordar nuestros problemas de frente, buscamos una distracción fácil para evitar la incomodidad.

Los alimentos, el alcohol y las drogas (recetadas o no) liberan sustancias químicas que hacen que se sienta bien en el cerebro. Este efecto refuerza el comportamiento para nosotros de modo que cada vez que nos sentimos estresados ​​o infelices en una situación, nuestro subconsciente nos indica automáticamente que busquemos esa solución rápida para ayudarnos a sentirnos mejor.

Otros ejemplos de adormecimiento y escapismo incluyen el exceso de actividad, la adicción a los videojuegos y otras actividades sin sentido como los programas de televisión en exceso o el desplazamiento interminable de las redes sociales. Hasta cierto punto, estos comportamientos generalmente se consideran normales en nuestra sociedad. Sin embargo, si descubre que se está involucrando en ellos para evitar ciertas tareas, situaciones o emociones, esto puede ser una señal de que algo no está alineado en su vida.

7. Falta de satisfacción en las actividades o tareas que solía disfrutar

Este síntoma también se asocia comúnmente con la depresión. Hay varios componentes de la depresión y el agotamiento que se superponen, pero eso no significa que los dos sean mutuamente excluyentes. Puedes tener ambos a la vez, o puedes tener uno sin el otro.

En el caso del agotamiento, tiende a sentirse demasiado agotado, estresado o preocupado por las preocupaciones para estar presente en las actividades. Es difícil disfrutar de algo cuando la mente y el corazón están demasiado distraídos para participar plenamente.

Otro aspecto de esto es no saber realmente qué actividades disfrutas. Cuando su enfoque principal ha sido trabajar y / o cuidar de los demás durante la mayor parte de nuestras vidas, es fácil perder de vista las cosas simples que le brindan placer.


¿Cuál es el núcleo de su agotamiento laboral?

A veces, estos síntomas de agotamiento laboral son un signo de desalineación en nuestro trabajo, lo que significa que es mejor que nos sirva para girar en una nueva dirección. Sin embargo, una de las cosas más peligrosas que podemos hacer es intentar resolver las causas relacionadas con el trabajo sin profundizar en los problemas subyacentes.

Los síntomas son exactamente eso: evidencia externa de un problema interno.

La mala gestión del tiempo y la energía, tratar de ser todo para todos y la falta de apoyo socioemocional son algunos ejemplos de las causas fundamentales del agotamiento laboral. Cuando los pasamos por alto al enfocarnos en arreglos a nivel de superficie, corremos el riesgo de repetir estos patrones de agotamiento sin importar nuestra situación laboral.

Una solución más sencilla y eficaz es recalibrar nuestro equilibrio entre el trabajo y la vida personal, un enfoque que nos puede servir bien en cualquier clima laboral. Tener una base sólida de armonía y resiliencia nos ayuda a evitar y / o recuperarnos del agotamiento.


Tres pasos para recalibrar el equilibrio entre la vida personal y laboral

Cree espacios en su agenda que estén dedicados tanto a esfuerzos personales como profesionales para asegurarse de que está incorporando una buena combinación de ambos. Incluya una variedad de actividades y tareas que disfrute.
Tome descansos intencionales de relajación periódicamente durante el día. Cuando lo convierte en una prioridad, es fácil administrar solo unos minutos para levantarse y estirarse, descansar la vista y concentrarse en su respiración, o dar una caminata rápida alrededor de la cuadra. Estas sencillas actividades alivian la tensión, refrescan la energía y la concentración, y mejoran su estado de ánimo.
Concéntrese primero en los «imprescindibles». Estas son sus tareas y responsabilidades fundamentales y esenciales, tanto en el hogar como en el trabajo. Anclarlos en su horario, seguidos de sus tareas y proyectos de menor prioridad. Los extras inesperados (como hacerse cargo de la recaudación de fondos de la escuela o cumplir con las solicitudes de favores de los colegas) solo deben poder llenar los espacios que los rodean, no ocupar la mayor parte de su valioso tiempo y energía.


Pensamientos finales

Sé que se siente contradictorio o un cliché, pero primero debemos cuidarnos. Cuando hacemos esto, comenzamos a generar impulso para sentirnos bien. Tenemos más energía y nos sentimos más vibrantes y vivos en nuestro trabajo, más conectados tanto en nuestras relaciones profesionales como personales.

No podemos mantener un buen trabajo si nuestro trabajo es todo lo que hacemos. Cuando comience a notar signos de agotamiento, recuerde que cuando nos sintamos mejor, podemos hacerlo mejor y luego equilibrarnos en consecuencia.

Parte de la razón detrás de la definición limitada de la OMS es el hecho de que algunos de estos síntomas también se ajustan al diagnóstico de ansiedad y depresión. Si continúa experimentando alguno de estos síntomas a pesar de los cambios en el estilo de vida y los consejos que se mencionan aquí, busque el apoyo y la orientación de un profesional médico calificado.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com