Cirugía Plástica

Una joven dama va a un cirujano plástico de mucho renombre, y en la entrevista le dice que sus labios vaginales son enormes y que le causan vergüenza, ella los quiere muy recortados y le pide estricto secreto profesional.

El cirujano después del examen está de acuerdo y proceden con la operación.

Cuando al día siguiente ella despierta de la anestesia, encuentra tres rosas sobre su almohada. Se encoleriza y llama al médico para pedir explicaciones, gritándole:
– ¡¡Doctor!! ¡Ud. me prometió la mas estricta confidencialidad!

El cirujano la tranquiliza diciéndole:
– La primera rosa es mía, porque Ud. pasó a través de todo éste procedimiento con mucho coraje.
– La Segunda rosa es de la enfermera, es por simpatía y comprensión, ya que ella tuvo también hace un tiempo la misma operación.
– ¿Y la tercera rosa? le pregunta ella atónita…
– Esa es de un señor, paciente en la Unidad de Quemados; ¡¡quien le agradece muchísimo por sus nuevas orejas !!

convaleciente

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com