Cómo encontrar tu propósito de vida

Cómo encontrar tu propósito de vida

El propósito de todos en la vida, al final es el mismo: encontrar la felicidad o ser feliz.

Para poder sentirse realizado y encontrar el camino hacia la felicidad sostenible, seguimos nuestras pasiones y nuestros propósitos. Pero, ¿qué es el propósito de tu vida? Esa es una pregunta que nos debemos preguntar una y otra vez.

Hay tres maneras sencillas en que puedes llegar a contestar esa interrogante. Pregúntate:

  • ¿Qué tienes?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Quién eres?

1. ¿Qué tienes?

Así como necesitas vivir, ciertas necesidades basicas deben ser satisfechas primero y antes de que puedas encontrar propósitos para otras cosas en la vida. Empezando por la comida y techo, y tomando en cuenta qaue el dinero es el medio para comprar las cosas más básicas con las cuales no podrías vivir.

 

necesidades-maslow
Pirámide de necesidades de Maslow

A veces, el autoestima se deriva de nuestras posesiones materiales. El propósito en la vida es tener mucho dinero, tener cosas bonitas, y ser capaz de tener lujos. Cuando  tu propósito de vida está basado en lo que tienes, en tus posesiones materiales, tu felicidad vendrá de afuera, en vez de venir de adentro.

A través de este proceso se puede aprender que una vez consigues tu propósito en tu vida de poseer bienes materiales, te encuentras luichando por permanecer feliz. No es sostenible. Claro que la comodidad se siente bien, pero la comodidad es más un estado mental.

2. ¿Qué haces?

A lo largo de nuestras vidas, ocupamos diversos roles. Cada uno viene con responsabilidades diferentes, ya sea en el rol de niño, de hijo, de estudiante, de amigo, de empleado, de jefe, de pareja y de padre; desde el rol de estudiante a ser empleado, gerente o director, y la lista continúa.

Por si no te has dado cuenta…

En cada etapa de nuestra vida definimos nuestro propósito basado en el rol que desempeñamos, en el cual sus responsabilidades defines cuán satisfechos y realizados nos sentimos en ese momento.

Nuestrs habilidad de asumir el rol que se nos da se convierte en nuestro propósito. Nuestra inhabilidad para cumplir esas expectativas nos parece un fracaso. Y esos propósitos de vida basados en roles pueden cambiar a medida que atravesamos por diversas etapas de la vida, y afecta cómo nos sentimos y cuán felices nos sentimos.

Por ejemplo:

  • Un niño se siente feliz cuando sus padres le felicitan – «Bien hecho, hijo, estoy orgulloso de ti».
  • Un estudiante se siente feliz cuando obtienen una alta calificación en su materia favorita.
  • Un empleado se siente feliz cuando ha hecho un gran trabajo por la compañía y su jefe lo reconoce.
  • Un padre de familia está feliz cuando los suyos están bien alimentados y cuidados
  • Un gerente de ventas se siente feliz cuando su equipo está haciendo un gran trabajo y han alcanzado las metas trazadas.

Como puedes ver, es casi imposible cumplir todas las diferentes facetas de la vida a la vez.

El secreto para encontrar alegría y felicidad a través del propósito de vida, es alinear el «Qué haces» con el «Quien eres».

3. Quien eres

Y esto es la base de tu ser – tu personalidad, tus fortalezas, tus debilidades, tus valores medulares, tu perspectiva del mundo, y tus creencias.

Cuando tu propósito de vida está basado en «quién eres», y el «quien eres» está alineado con el «qué haces», tu felicidad viene de adentro hacia afuera, en vez de venir de afuera hacia adentro. Esto lleva a un sentimiento de plenitud y de realización.

Un rico sentimiento de realización, acompañado de muchas emociones, es lo que sientes cuando tienes éxito en lo que haces, y cuando se alinea el «quien eres» con el «que haces».

A veces es dificil descubrir y entender quién eres.

Hay varias maneras en que puedes empezar a descubrir tus valores medulares y tus talentos naturales.

  • Mira tus experiencias pasadas y las situaciones en las que has estado. Cuando debes escoger entre dos decisiones críticas en la vida, ¿qué camino tomaste? El camino que te dice tu instinto que tomes, normalmente refleja tus valores medulares y tus talentos naturales.
  • Mira a la gente que te disgusta. ¿Por qué te disgusta alguien? ¿Qué tiene que no te gusta? ¿Qué comportamiento no te gusta? ¿No te gusta su ética de trabajo? ¿No te gusta su perspectiva del mundo, sus actitudes, o sus creencias?
  • Mira a la gente que te gusta y que admiras. ¿Por qué te gusta alguien? ¿Qué tiene que haga que te guste o admires? ¿Es su ética de trabajo, son sus actitudes, su perspectiva del mundo y sus creencias? ¿Es su manera de vivir la vida? ¿Es su ambición, sus aspiraciones, el modo de trabajar, o el modo de pensar? ¿Es lo que han hecho en el mundo, la razón detrás del por qué ellos hacen lo que hacen?
  • ¿Qué te gustaba hacer cuando eras un niño? ¿Cuáles eran tus pasatiempos cuando eras niño?  ¿Eras bueno dibujando, pintando, escribiendo, tocando instrumentos musicales, haciendo deportes? Cuando te tocó desempeñar el rol de niño, ¿qué roles te gustaban desempeñar? A veces, ello tiene que ver con tus talentos naturales, cuando no te riges por las normas de la sociedad y dejas libre tus sueños y tu imaginación de niño.
  • ¿Qué te gusta hacer en general? ¿Encuentras alegría en asegurarte que las cosas estén organizadas? ¿Te gusta la libertad? ¿Te gustan los horarios, o los odias? ¿Te gusta hablar con personas extrañas? ¿Prefieres aprender algo que sea metódico y sistemático o que sea abstracto y conceptual? ¿Cómo describes tu manera de ver las cosas y tu manera de pensar?

Tu instinto es tu mejor amigo en esto. Confía en tu instinto.

Si no puedes descubrir quién eres, pídele a la gente que está a tu alrededor – tus amigos cercanos, tu jefe, tus colegas cercanos, tu socio – que te describa.

Y si no estás contento con quién eres, porque eres muy pesimista, flojo, desorganizado o egoísta, entonces probablemente tu propósito en la vida se convertirá en tu aspiración. Tu meta inmediata es primero convertirte en quien quieres ser.

Poco a poco. Uno por uno.

No hay nada más satisfactorio que saber que ha pasado otro mes u otro año, y nos hemos convertido en una persona mejor. Estamos más en control de nosotros mismos y de nuestras actitudes. Somos capaces de encontrar nuestra pasión, y convertirla en lo «que hacemos» para vivir, y lo alineamos con «quiénes somos».

Esa es una vida empujada por el propósito y la pasión.

 Traducido por Luis Castellanos de publicación en BrandMentalist. Imagen tomada de PixaBay brujula y mapa

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.