Traducido por Luis R Castellanos de HuffPost


Si está luchando por encontrar el lado positivo de uno de los años más tumultuosos registrados, considérese uno de muchos. No importa cuánto intente navegar con gracia en los momentos difíciles, su capacidad para expresar gratitud por lo que sea que esté saliendo bien probablemente se sienta como si estuviera menguando por segundo.

Ser receptivo al concepto de practicar la gratitud es una lucha en sí misma. Agregue la pandemia, las pérdidas económicas, las decisiones, el ajuste de cuentas con la injusticia racial y muchos otros reveses, y se siente casi imposible. Pero apreciar los aspectos positivos de tu vida tiene la capacidad de mejorar tu bienestar mental, dijo Farah Harris, psicoterapeuta y directora ejecutiva de Working Well Daily.

«Puede aumentar nuestra sensación de felicidad, lo que, casualmente, disminuye nuestra percepción del dolor y reduce los síntomas de la depresión», dijo Harris. “La gratitud puede mejorar la calidad de nuestro sueño. Y cuando estamos agradecidos, podemos apreciar y celebrar los logros de los demás, de modo que operamos desde una posición de cumplidos en lugar de competir o comparar, lo que puede mejorar nuestra autoestima «.

Dicho esto, no es fácil atravesar el pesimismo y la tristeza para encontrar algo positivo. Aquí hay algunas formas realistas y aprobadas por expertos de practicar la gratitud cuando todo sale mal.


Tómese un tiempo para descubrir qué funciona para usted

“Las prácticas de gratitud se verán diferentes para todos; debe ser personal y adecuado para lo que sea que funcione para usted”, dijo Reyna Smith, consejera profesional con licencia y propietaria de Limitless Counseling & Consulting Services.

“Muchas veces veo que la gente correlaciona la gratitud con la expresión exterior de agradecimiento a los demás. Tiene que empezar por usted mismo; ser capaz de darse permiso para estar tranquilo y reflexionar verdaderamente sobre lo bueno… puede decidir cómo se ve esta práctica. No debería sentirse como una actividad forzada o estresante «.

Si prefiere anotar mentalmente aquello por lo que está agradecido que escribir elementos en un diario, hágalo. Si cree que obtendrá más beneficios si programa un tiempo para escribir una lista de agradecimiento en su teléfono, hágalo. Una práctica funciona cuando pueda ceñirse a ella, sea lo que sea que eso signifique para usted.


Dedique unos minutos a expresar gratitud cuando no esté ocupado

Dedicar tiempo cada día ayudará a concentrarse en los aspectos positivos. Piense en ello como el único período de su día en el que nada puede salir «mal».

Sharn Khaira, mentora de negocios y mentalidad y fundadora de Asian Female Entrepreneur Collective, sugiere apagar el teléfono o ponerlo en modo avión durante este tiempo.

“Cree un espacio sagrado donde practique su gratitud y cree una rutina matutina centrada en su práctica de gratitud”, dijo Khaira. “O si realmente no puede hacerlo por las mañanas, cree una práctica de gratitud por la noche. Hágale saber a la gente que no estará disponible en ese momento, vaya a un lugar tranquilo, haga cumplir los límites con los miembros de su familia y asegúrese de obtener lo que necesita. Empiece con algo pequeño y construya sobre él, adáptelo, moldéelo y luego adóptelo, porque es su espacio sagrado «.


Cuantifique su gratitud

Practicar la gratitud requiere enfocarse intencionalmente en lo positivo, lo que puede ser difícil porque está trabajando en contra de la inclinación natural de su cerebro a reflexionar sobre los peores resultados. Los incidentes negativos tienden a tener un mayor impacto en el cerebro humano, un hecho al que los psicólogos se refieren como sesgo de negatividad.

Aquí es donde puede resultar útil cuantificar físicamente su gratitud. Documentar sus experiencias positivas mediante un diario, un vlog o el uso de un frasco para ver visualmente todos los aspectos positivos puede interrumpir su cerebro al poner una imagen justo frente a usted. También puede volver a revisar las notas de los días en los que realmente no puede pensar en algo en su vida que lo haga sentir agradecido.


Recuerde que nada es demasiado pequeño para estar en su lista de gratitud

Por supuesto, cosas importantes como su salud, su trabajo y su familia son todas positivas. Pero los pequeños momentos y elementos de su vida también merecen reconocimiento. Si todo se siente tan grande y abrumadoramente horrible, vaya a lo pequeño. Honre ese día de cabello decente, esa comida reconfortante que comió o la ducha que tomó esta mañana.

«Si puede identificar algo por lo que está agradecido, no lo piense demasiado porque eso es lo que es cierto para usted», dijo Smith. «Expréselo plenamente y siéntase orgulloso de ello.»

Y no olvide que usted también importa en esto. La gratitud también incluye la autoestima; por lo tanto, si las circunstancias de la vida son terribles, intente expresar agradecimiento por las cosas que le gustan de si mismo.


Escriba una nota de agradecimiento

Smith también respalda la redacción de notas de agradecimiento como una forma segura de establecer una práctica de gratitud eficaz. No dude en enviar un mensaje rápido en respuesta a un gesto amable. O mejor aún, envíe uno a un amigo cercano, familiar o propietario de su pequeña empresa favorita simplemente porque sí. Expresar gratitud por los demás promueve relaciones saludables que pueden ayudarnos a mantenernos a flote durante los momentos difíciles. Luego, de un paso más al darle un giro al famoso consejo de etiqueta de Emily Post escribiendo una nota de gratitud para usted mismo.


Realice un «escaneo corporal de gratitud»

Según Harris, este acto implica una evaluación y apreciación enfocadas de su cuerpo físico.

«Tómese el tiempo para amarse a si mismo sin juzgarse», dijo. “Respire profundamente unas cuantas veces y, de la cabeza a los pies, tómese un momento para reconocer las distintas partes de su cuerpo y exponga una razón por la que está agradecido por ellas. Un ejemplo podría ser, ‘Estoy agradecido por mis brazos, me permiten mecer a mi bebé para que se duerma’ «.

Independientemente de la práctica de gratitud que decida adoptar, Khaira enfatizó que la consistencia y la paciencia son las claves principales para tener éxito. “Con cada nuevo hábito y cambio de mentalidad, se necesita práctica y paciencia”, dijo. “Trate de ser coherente con ser consciente de sus pensamientos y llevarlos cautivos cuando intenten desviarse para quejarse y ser negativos. Practique reemplazar esos pensamientos con algo por lo que esté agradecido.

Con el tiempo, comenzará a ver un cambio positivo en su estado de ánimo, pensamientos y comportamientos «.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com