Contradicciones

contradiccionesHace algún tiempo escuché una de las frases más contradictorias que jamás haya oído. Mientras estaba en un café, leyendo y preparando los últimos detalles para mi ponencia en una convención, la letra de una canción pegadiza captó mi atención.

«Turf», conjunto musical argentino de creciente fama, coreaba: «para saber lo que es amar hay que perder la libertad, y para mí eso no se llama amor…».

¿Eh? ¿Cómo? ¿Escuché bien? Juego de palabras; análisis semántico; interpretación libre… llámelo como usted desee. Pero para mí se trata, ni más ni menos, que de una total, deliberada y consciente contradicción.

Es que en todos los ámbitos ocurre algo similar:

Sabemos que la honestidad es el camino, pero muchas veces optamos por permitirnos «pequeñas» concesiones… (que en el fondo son «pequeñas corrupciones).

Conocemos el valor de invertir tiempo en nuestras familias, pero estamos «tan atareados» que utilizamos nuestras casas como si fueran meros «hoteles» de paso…

Entendemos que para alcanzar grandes objetivos hay que sacrificarse, pero en incontables ocasiones preferimos el hedonismo, alcanzando sólo «placeres» inmediatos…

Comprendemos que el amor es una decisión, pero vez tras vez lo disfrazamos de pasiones y sentimientos volátiles, accediendo a satisfacciones pasajeras sin llegar a disfrutar el gozo que produce la fidelidad y la entrega permanente…

En fin, por lo general sabemos qué es lo mejor para nuestras vidas, pero de manera muy frecuente nos contentamos con «jugar a la existencia», postergando nuestros sueños, transando nuestras ilusiones y frustrando nuestros destinos.

Hoy quiero captar su atención y animarlo a que dedique este fin de semana para examinar su vida, reafirmar sus valores y reestructurar el orden de sus prioridades. o basta con saber qué es lo mejor para usted… hace falta ir más allá y tomar decisiones que dirijan sus pasos hacia el éxito que tanto anhela.¡debemos ponernos manos a la obra!

Vía Renuevo de Plenitud

Oh my love

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

2 Comentarios

  1. Saludos Luis, un abrazo hermano. Buena reflexión. Te anexo una de Coelho, alineada con la contradicción que señalas, muy presente en la vida de todos…

    Maktub – Paulo Coelho.
    No intentes ser coherente todo el tiempo. A fin de cuentas, San Pablo dijo que «la sabiduría del mundo es locura ante Dios». Ser coherente es llevar siempre la corbata a juego con los calcetines. Es estar obligado a tener mañana las mismas opiniones que tenías hoy. Y el movimiento del mundo, ¿dónde se queda? Mientras no perjudiques a nadie, cambia de opinión de vez en cuando, contradícete sin avergonzarte por ello. Tienes ese derecho. No importa lo que piensen los demás porque, en cualquier caso, pensarán. Así que, relájate. Deja que el Universo se mueva en torno a ti, descubre la alegría de sorprenderte a ti mismo. «Dios escogió las locuras del mundo para avergonzar a los sabios.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.