El cura en Alaska

Un cura es enviado a Alaska . Un obispo lo va a visitar un año más tarde y le pregunta:

– ¿Y cómo le va acá?
– Bueno, si no fuera por mi rosario y mis dos whiskys al día, estaría perdido. A propósito, ¿gusta un whisky?
-Sí, por favor.
-¡Rosario! ¡Traele un whisky al obispo!

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com