Lado equivocado de la cama

La madre Superiora se levanta tempranito y comienza su rutinaria visita de los dormitorios de las monjitas:

– ‘Buen día Sor Josefa, la veo muy bien, y ese suéter que esta tejiendo…’.

– ‘Gracias Madre. Ud. también se ve muy bien, pero parece que se ha bajado por el lado equivocado de la cama, ¿ eeehh… ?’.

No le gustó nada el comentario final y continuó. En la siguiente celdilla repitió:

– ‘Buen día Sor María, qué bien se le ve hoy, y qué bonito está quedando ese bordado…’

– ‘Gracias Madrecita. Ud. también se ve bien, pero parece que se ha bajado por el lado equivocado de la cama’.

La Madre Superiora se mordió los labios y siguió su recorrido. Pero todas las monjitas le respondían lo mismo. Así que cuando llegó a la quinta monja ya estaba que trinaba, entonces saludó con los dientes apretados.

– ‘Buen día Sor Leonor. Séame sincera… ¿yo me veo como si me hubiera bajado por el lado equivocado de la cama?’.

– ‘Sí, madrecita…’.

– ‘¿Y qué le hace pensar eso?’.

– ‘Es que lleva puestas las sandalias del Padre Ramón…’.

sandalias

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com