A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un anciano que se encuentra descansando:

-¿Que clase de personas viven aquí?

El anciano le pregunta:

– ¿Que clase de gente había en el lugar de donde tu vienes?

-“Un montón de gente egoísta y mal intencionada” replicó el joven.-Estoy encantado de haberme ido de allí.

A lo cual el anciano comento:

-Lo mismo habrá de encontrar aquí.

Ese mismo día otro joven se acerco a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó:.

-¿Que clase de personas viven en este lugar?

El viejo respondió con la misma pregunta:

-“¿Que clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes?

-“Un magnifico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado..

– “Lo mismo encontrarás aquí”, respondió el anciano.

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:

-¿Como es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?

A lo cual el viejo contestó:

– Cada uno de nosotros solo puede ver lo que lleva en su corazón. Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí ni en ninguna otra parte.  Si te sientes dolorido por alguna causa externa; no es eso lo que te perturba. Si no tu propio juicio sobre ella.


Autor desconocido

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights