• Si quieres conocer el valor de un año, pregúntale a un estudiante que ha reprobado sus exámenes finales.
  • Para conocer el valor de un mes, pregúntale a una madre que dio a luz prematuramente.
  • Para conocer el valor de una semana, interrogue al Editor de una Revista.
  • Para conocer el valor de una hora, converse con una pareja de enamorados.
  • Para conocer el valor de un minuto, pregúntale a alguien que acaba de perder un tren, un avión o un autobús.
  • Para conocer el valor de un segundo, pregúntale a alguien que acaba de sobrevivir a un accidente.
  • Para conocer el valor de una milésima de segundo, pregúntale a alguien que acaba de ganar una medalla en las Olimpíadas.
El tiempo no espera. Disfruta de cada uno de los momentos que te sean concedidos, porque son insustituibles.

Y si compartes con alguien querido, cada instante será más agradable.

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com