Carro mágico de Jaimito

auto-precipicioJaimito tiene un auto mágico. Para arrancar debe decir «Ay, Dios»; para detenerlo debe decir «Pare».

Arranca y llega al borde de un precipicio con mucha velocidad y Jaimito, desesperado, dice «Pare», y con mucho susto el auto se detiene al borde del precipicio. Al observar que había pasado el peligro dice:

– «Ay, Dios».

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights