Carro mágico de Jaimito

auto-precipicioJaimito tiene un auto mágico. Para arrancar debe decir «Ay, Dios»; para detenerlo debe decir «Pare».

Arranca y llega al borde de un precipicio con mucha velocidad y Jaimito, desesperado, dice «Pare», y con mucho susto el auto se detiene al borde del precipicio. Al observar que había pasado el peligro dice:

– «Ay, Dios».

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com