Muchas personas, inconscientemente o no, se meten en relaciones de parejas complicadas, las cuales sólo generan desconfianza  y tristeza. Varias cosas influyen en que una relación se complique, como las mentiras, los celos, la falta de metas en común. Si sientes que tu relación está en problemas, debes prestar atención a estas cinco señales para comprobarlo:


1. Relación silenciosa y reclamos

La primera señal tiene que ver con el hecho de no decir nada verbalmente, pero sí con la mirada. Cuando los problemas no se hablan se crea un ambiente tenso cada vez que están juntos. El lenguaje corporal de ambos emite una señal silenciosa, la cual manifiesta que ya se encuentran hartos de una situación en particular o de la relación.

Además, los reclamos se convierten en una constancia: “ya no hacemos el amor”, “por qué ganas poco dinero”, “no te preocupas por mí”. Y estos tienen como respuesta una silenciosa mirada de hartazgo o frases como: “ya empezamos otra vez” o “siempre lo mismo”. También hay que tener en cuenta que es más común que estos reclamos aparezcan en períodos de malas rachas.


2. La pareja no avanza

Una relación de pareja es complicada cuando ambos están en diferentes momentos de la vida, no coinciden y quieren cosas diferentes para su futuro. Las relaciones deben ser dinámicas, moverse, cambiar y avanzar; sin embargo, cuando cada uno quiere cosas diferentes, esto se complica. Cada miembro de la pareja se estanca en lo que quiere, por lo tanto, la relación también se estanca. Por ejemplo, uno de los dos quiere viajar y tener aventuras, pero el otro prefiere casarse y tener hijos, entonces la relación no avanza en ninguno de los dos objetivos.


3. Comentarios hirientes

Otra señal de que la relación es complicada es la aparición de los comentarios hirientes hacia el otro. Estos comentarios son señales de violencia verbal y el interpelado se siente agredido, por lo que también responde con insultos y agresiones, pensando que la pareja no le comprende o ya no le quiere.


4. Descalificaciones

Muchas veces hay descalificaciones entre la pareja, reclamando las cosas que uno de ellos no hace, deja de hacer o hace de una forma que el otro no acepta. Estas se manifiestan en el tipo de frases como “tú nunca me acompañas”, “ya no espero nada de ti”, “nunca haces nada”.


5. Tomar decisiones en solitario

En las relaciones, las cosas siempre se deciden “entre los dos”, pero cuando algo comienza a fallar uno de los integrantes comienza a tomar decisiones en solitario; decisiones que deberían ser de ambos. Se deja de consultar la opinión del otro, aunque sean las más triviales (planes de fin de semana, salidas, objetos para la casa…). Cuando uno toma las decisiones solo, sin considerar los sentimientos del otro, es una señal de que la relación de pareja es complicada.

Muchas veces estas señales son captadas a tiempo por alguno de los dos y llegan a tener solución, pero otras llevan a un desgaste en la relación. Lo importante es detectarlas, confiar en el otro, buscar soluciones sensatas y nunca renunciar a los sueños en pareja.


Tomado de Phrónesis - El arte de saber vivir

Por Webmaster: Luis R Castellanos

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: