Monopolio Socialista

Ganar es para los capitalistas. Al menos ese es el mensaje detrás de una parodia de Monopolio que surgió esta semana después de que un hilo de Twitter sobre el juego se extendió ampliamente.

En Monopolio Socialista, una versión oficial del juego fabricado por la compañía de juguetes Hasbro, los jugadores se mueven por el tablero contribuyendo a proyectos comunitarios «a menos que puedan robar proyectos para avanzar», según la descripción del producto.

Cuando los jugadores pasan, obtienen un «salario digno» de $ 50 en lugar de los habituales $ 200, y las fichas son artefactos anticuados como una máquina de escribir, un fonógrafo, un reloj de bolsillo, un teléfono antiguo y un televisor de estilo antiguo.


«Prepárese para las risas mientras los giros y vueltas de la vida obstaculizan el trabajo hacia una sociedad compartida y utópica», se lee en la descripción de Monopolio Socialista. «La cooperación no siempre es lo que parece ser».

Pero dependiendo de dónde se encuentre en el espectro político, el tono del juego es condescendiente o irónico. Esta semana provocó un debate cuando un hilo de Twitter que destacaba la versión se volvió viral.

El juego se burla de la idea de trabajar juntos, presentándolo como incompatible con las motivaciones egoístas de algunos jugadores. A los jugadores se les ofrece una serie de opciones que parecen resaltar el potencial de que otros se deserten del «socialismo». Pueden contribuir al fondo comunitario o elegir agotarlo. Pueden considerar el mejor interés del grupo o hacer lo que sea de su interés individual.

«Trabajar juntos puede parecer ideal, pero las Tarjetas de Casualidad puede sacudir bruscamente las cosas con cosas como vecinos malísimos, pastel de carne vegano y malas tuberías», dice la descripción.

No está claro cómo el pastel de carne vegano es una interrupción del orden social, pero es una de las muchas referencias al veganismo y a la comida sana en el juego que parece hacer eco de cómo a menudo a Internet le encanta burlarse y / o odiar esas cosas.

«A todos les encantan las galletas de tofu-chip que hiciste en honor del cumpleaños de Karl Marx», dice una de las tarjetas. Otra tarjeta menciona la «granola casera que trajiste para el almuerzo».
Un historiador dice que el juego se equivoca con el socialismo

«No hace falta decir que este juego no tiene ningún interés en tratar de comprender qué es realmente el socialismo y cómo podría funcionar», escribió Nick Kapur, profesor asistente de historia en la Universidad de Rutgers, en el hilo viral de Twitter.

Kapur dijo que compró el juego en un Target en Filadelfia recientemente. Al principio, pensó que el juego era «pro-socialismo», y le pareció extraño que Hasbro creara un juego que pareciera adoptar una postura política. Cuando lo miró más de cerca, Kapur dijo que el juego parecía «antisocialista», lo que dijo que se sentía «igualmente extraño».

Kapur dijo que no se describe a sí mismo como un socialista, aunque dijo que su política queda fuera del centro. Pero como alguien que estudia la década de 1960 y los movimientos de protesta estudiantil, dijo que el juego no comprende la teoría.

«Obviamente, hay críticas al socialismo y la gente puede decir que tal vez el mercado es mejor para entregar ciertos tipos de servicios que el gobierno», dijo Kapur. «Pero este juego no parecía estar hablando en esos términos, solo decía que ‘el socialismo es malo, te hace pobre, tienes que regalar tu dinero constantemente'».

Hasbro no ha respondido a múltiples solicitudes de comentarios.

El juego ha provocado la indignación de personas de todo el espectro político, de aquellos que generalmente están de acuerdo con las observaciones de Kapur al senador estadounidense Ted Cruz de Texas, quien criticó a Kapur en un hilo propio.

«¿Por qué [sic] los académicos izquierdistas temen señalar los fracasos manifiestos del socialismo?» Cruz escribió en Twitter.

Si bien el juego de mesa estaba disponible en línea en Target a partir del jueves por la tarde, ahora parece haber sido eliminado del sitio web de Target. El enlace para el producto ahora dirige al usuario a una página que dice «Producto no disponible».

El monopolio se inventó originalmente para criticar al capitalismo.

Una parodia de monopolio que se burla del socialismo podría no parecer tan inesperada.

En la versión más común de Monopoly, los jugadores se mueven por el tablero comprando e intercambiando propiedades, recogiendo rentas y finalmente tratando de obligar a sus oponentes a la bancarrota.

Pero la mujer que inventó originalmente el juego pretendía que fuera una lección sobre la desigualdad de riqueza, según Mary Pilon, autora de «The Monopolists: Obsession, Fury, and the Scandal Behind the World Favorite Board Game«.

Nacida en 1866, Elizabeth Magie a menudo habló en contra de los monopolistas del ferrocarril, el acero y el petróleo de su tiempo. En 1904, ella inventó y patentó lo que llamó «El juego del propietario».

En el juego, los jugadores rodeaban el tablero comprando ferrocarriles, recogiendo dinero y pagando el alquiler. Tenía dos conjuntos de reglas, una para los «monopolistas» y la otra para los «antimonopolistas», para mostrar cómo los diferentes enfoques de la propiedad podrían tener diferentes resultados sociales.

Pilon escribió en un artículo de 2015 para Smithsonian.com que el juego de Magie fue vendido inicialmente por un editor con sede en Nueva York, pero las versiones caseras se extendieron por todo el noreste.

Finalmente, escribe, un hombre llamado Charles Darrow copió una versión del juego y se la vendió a Parker Brothers en 1935. Magie vendió su patente a Parker Brothers el mismo año, pensando que ahora más personas aprenderían sobre la desigualdad económica. Pero no funcionó exactamente de esa manera.

«El monopolio se convirtió en un éxito, vendiendo 278.000 copias en su primer año y más de 1.750.000 el siguiente», escribió Pilon. «Pero el juego perdió su conexión con Magie y su crítica de la avaricia estadounidense, y en cambio llegó a significar lo contrario de lo que esperaba».

Traducido por Luis R Castellanos del portal CNN
Sobre Luis R Castellanos 351 Artículos
Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

2 Comentarios

  1. Ambos sistemas socioeconómicos están sujetos a errores de la naturaleza humana.
    El sistema Socialista se manifiesta más como un totalitarismo, con más estancamiento económico y no reconoce la distribución del talento individual y el potential genético , de acuerdo a la curva de Bell.La formula de redistribución socioeconómica tiene sus límites y tiende a fracasar después que se ha acabado el dinero tomado de los que tenían más.
    Penaliza el suceso individual, redistribuye los recursos y logros alcanzados por los individuos más talentosos.
    Prefiere el valor comunitario y la mayoría termina teniendo tan poco como los demas( equally poor)
    Anula la iniciativa individual y el estímulo de alcanzar lo que cada quien podria, de acuerdo a su talento.
    Hay prácticamente dos clases sociales :los encargados de gobernar y redistribuir( sujeto al abuso del poder e influencia) y Los que reciben el beneficio.
    En el sistema Capitalista hay generalmente más crecimiento económico y prosperidad debido al mercado libre , con quizás más Libertad e iniciativa, pero también está sujeto al defecto humano de corruption , control y poder atraves de la influencia monetaria .
    En mi opinión yo preferiría el sistema Capitalista pero con más toque social para reforzar la red que proteja a todos los que no tenga la capacidad de alcanzar Excito y seguridad, y ayudar temporalmente aquellos que han caído y fracasado .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.