Traducido por Luis R Castellanos de publicación en Duolingo


A medida que aprendemos un nuevo idioma, es natural buscar palabras u otros patrones que nos resulten familiares o que tengan similitudes con nuestro primer idioma. A veces son más difíciles de encontrar, dependiendo del idioma que estemos aprendiendo, y en otras las similitudes serán inevitables. Debajo de la superficie, hay muchas funciones compartidas por todos los idiomas humanos, y ¡es fácil comparar y contrastar idiomas de todo el mundo!

Veamos 10 cosas que todos los idiomas tienen en común.


1. Todos los idiomas tienen dialectos y acentos

Mientras las personas usen el idioma, la variación es inevitable. Puede haber diferencias incluso dentro de una comunidad pequeña y homogénea en función del género y la edad, y una vez que haya algunas comunidades que utilicen el idioma, también habrá dialectos geográficos. Y puede haber muchos otros tipos de dialectos y acentos, según el origen étnico, la religión, el bilingüismo o el idioma, y ​​más. Esto es cierto tanto para los idiomas hablados como para los de señas, ¡el idioma siempre varía!


2. Todos los idiomas cambian con el tiempo

Si la gente sigue usando un idioma, cambiará. De hecho, incluso los idiomas que una comunidad ya no usa pueden cambiar; El latín continúa cambiando con el tiempo para nuevos propósitos, incluidas combinaciones completamente nuevas de palabras en latín para términos científicos y médicos. Los idiomas cambian con el tiempo porque las personas, la cultura y las necesidades de comunicación siempre están evolucionando. Pero otras propiedades del lenguaje también conducen al cambio: para comunicarse con éxito, hay un tira y afloja entre ser realmente claro (más información, más precisión en el significado, pronunciación, etc.) y ser realmente eficiente (transmitir el mensaje rápidamente, sin tomar más tiempo y esfuerzo de lo absolutamente necesario). ¡El resultado es siempre un cambio de idioma!


3. Todos los idiomas tienen gramática

No importa el idioma, ya sea hablado o por señas, ya sea que tenga un sistema de escritura o un diccionario o una organización oficial, todos los idiomas tienen reglas sobre cómo juntar las palabras. Esto es cierto para las lenguas antiguas, las nuevas, los dialectos, y las lenguas de todos los continentes. Algunos pueden tener reglas más estrictas sobre ciertos tipos de combinaciones de palabras, y otros tendrán mucha flexibilidad, ¡pero no puedes escapar de la gramática!


4. Los bebés aprenden todos los idiomas aproximadamente al mismo ritmo

No importa a qué idioma o idiomas estemos expuestos, los bebés tardan la misma cantidad de tiempo en dominar su idioma. Los niños de todos los orígenes lingüísticos (¡incluidos los bebés multilingües también!) comienzan a balbucear, producir las primeras palabras y hacer oraciones simples casi al mismo tiempo, ¡pero en realidad lleva más años de los que te imaginas descubrir todas las partes del idioma! Por ejemplo, para los niños que están aprendiendo inglés, no es raro que sigan trabajando en algunos de los sonidos más difíciles, como la «r», incluso después de haber comenzado la escuela. Y algunos conceptos gramaticales más complicados, como el pasivo inglés (el león fue perseguido por el ratón), tampoco se dominan por completo hasta bien entrada la escuela primaria. Pero el aprendizaje ocurre básicamente en la misma línea de tiempo, durante muchos (muchos) años.


5. Todos los idiomas son igualmente complejos

No existen lenguajes simples o primitivos, o lenguajes inherentemente sofisticados, por lo que todos los lenguajes son igualmente complejos. Los idiomas variarán de muchas maneras: la cantidad de sonidos o formas de manos que tienen, la cantidad de terminaciones verbales y categorías de sustantivos, y normalmente los idiomas tendrán más de algunos y menos de otros. Incluso si un idioma parece «simple» en un aspecto, ¡es probable que tenga otras características que lo parezcan menos! Evaluar un idioma completo como simple o complejo ignora la variación entre estas diferentes propiedades, en el mejor de los casos, y en el peor, en realidad podría ser un comentario no lingüístico sobre las personas que usan el idioma.

Por ejemplo, el chino tiene una gran cantidad de caracteres escritos, incluso solo para la alfabetización básica, pero los verbos chinos tienen cero conjugaciones. Mientras tanto, el español tiene una cantidad enloquecedora de conjugaciones verbales, algunas solo se usan en ciertos países, pero su sistema de escritura es realmente transparente y predecible: una vez que conoces las reglas para escribir español, sabrás exactamente cómo pronunciar cualquier escrito. palabra, por oscura que sea. Del mismo modo, los tonos chinos son un verdadero desafío para los estudiantes cuyo idioma no tiene tonos, pero los idiomas tonales son comunes en todo el este de Asia, el sudeste de Asia, África, México y América Central, y si su propio idioma tiene tonos, el chino no parecerá tan intimidante!


6. Todos los idiomas tienen formas de hablar sobre el pasado, el presente y el futuro.

La forma en que los idiomas expresan el tiempo puede variar ampliamente, pero todos tienen una forma de comunicar cuándo sucedió, está sucediendo o sucederá algo. Los idiomas pueden usar palabras independientes para comunicar el tiempo, o en su lugar pueden usar terminaciones (¡o prefijos!) que se agregan a otras palabras como verbos. En inglés, tenemos palabras de tiempo como «mañana» y «ya» y también tenemos algunas terminaciones de verbos para el tiempo, como -ed que agregamos a muchos verbos para mostrar que algo ya sucedió, y los idiomas varían mucho en la forma en que usan la gramática para expresar el tiempo. ¡Incluso las culturas que tienen conceptos muy diferentes del tiempo y de cómo decir la hora todavía tienen formas de comunicarse sobre el pasado, el presente y el futuro!


7. Todos los idiomas tienen formas de ser educados y groseros.

Los idiomas tendrán una combinación de pronunciaciones, vocabulario, gramática y reglas de conversación para comunicar ideas de manera más cortés o grosera. En algunos idiomas, los pronombres para personas pueden marcar una gran diferencia; en otros, podría estar usando las terminaciones verbales apropiadas. En inglés, a menudo demostramos cortesía agregando muchas palabras y eufemismos adicionales (¿serías tan amable de ayudarme con esto, si no es demasiado problema?), pero no hay razón para que un idioma no se pueda pedir ayuda de manera formal.


8. Todos los idiomas pueden comunicar todas las ideas y sentimientos

Es posible que haya escuchado que algunas palabras son «intraducibles» o que no se pueden expresar en otro idioma, pero todos los idiomas tienen la capacidad de comunicar cualquier idea, ya sea sobre ciencia, tecnología, folclore, historia, mitología o incluso schadenfreude (palabra alemana para disfrutar de la desgracia de otra persona, ¡mira! ¡Lo acabo de expresar en español!). Un idioma puede necesitar una cantidad diferente de palabras o diferentes tipos de estructuras gramaticales para traducir la idea, pero los idiomas que conocemos no limitan lo que podemos pensar, sentir o entender. Ya sea que nuestro idioma exprese una idea en una palabra o en seis, el número en sí mismo es arbitrario; después de todo, la mayoría de las personas no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo definir qué cuenta como una «palabra», en parte porque los idiomas tienen reglas muy diferentes sobre cómo se expresan las palabras. se forman y se escriben! Algunos idiomas, como el alemán, juntan palabras más cortas para formar palabras realmente largas, mientras que otros idiomas usan más espacios, guiones y expresiones, pero todos los idiomas tienen las herramientas para expresar cualquier idea.


9. Todos los idiomas tienen jerga

Debido a que usamos el lenguaje para conectarnos entre nosotros y mostrar nuestras identidades, todos los idiomas tienen jerga y palabras informales. La jerga y el lenguaje informal pueden incluir pronunciaciones, vocabulario, expresiones e incluso gramática, y pueden usarse para mostrar cercanía, informalidad o pertenencia a un grupo en particular. Lo contrario también es cierto: todos los idiomas tienen formas de mostrar más formalidad y distancia, para indicar la pertenencia a otros grupos. Lo que cuenta como formal e informal puede cambiar con el tiempo y variar ampliamente entre comunidades. Hace mucho tiempo, el latín vulgar era una especie de jerga de su época: la forma informal en que las personas se hablaban entre sí, no el latín bien representado en los escritos políticos y literarios. ¡Son todas las formas diferentes y naturales de hablar latín las que dieron origen a las lenguas romances de hoy!


10. Todos los idiomas tienen valor

Hay muchas razones para estudiar, investigar, aprender o interesarse por un idioma, y ​​todos esos idiomas tienen valor. El idioma es parte de la cultura, la historia y la tradición de una comunidad, y eso solo le da valor a un idioma, ya sea que se use ampliamente o no, que genere ganancias económicas o académicas, o que sea útil para viajar. Cada idioma nos dice algo sobre la asombrosa diversidad de la comunicación humana, cómo representamos y transmitimos ideas realmente complejas y los impresionantes matices gramaticales que nuestros cerebros están hechos para manejar. Incluso los lenguajes construidos nos brindan información sobre las aspiraciones e ideales de los estudiantes de idiomas y las formas en que nos gustaría conectarnos entre nosotros.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com