De El Universal


Luego de un año en confinamiento por la pandemia del Covid -19 el deterioro en la salud mental es una de las crisis que estarían enfrentando la mayoría de los países. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) colocó la salud mental como una prioridad para las naciones ya que el número de personas que presentan ansiedad, pérdida emocional y fatiga debido al prolongado confinamiento ha crecido en los últimos meses.

“Hemos visto una pandemia del virus, una pandemia de desinformación, odio en muchos casos y también una creciente ‘tensión mental’ en las personas” así lo afirmó el director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.


Fatiga del confinamiento

Este es uno de los padecimientos que se ha generado en el transcurso de la pandemia, se dice que es un conjunto de sentimientos y emociones que están asociadas con el estilo de vida generado por una cuarentena general o parcial, que está constituido por un desgaste psicológico; y que la persona suele desarrollar un malestar de agotamiento que puede estar unido al estrés y a un estado de ánimo bajo, similar al síndrome de Burnout.

“Esto se tradujo a un cambio en el estilo de vida de las personas muy drástica, las rutinas los hábitos, la manera en la que las personas se relacionan, trabajan, estudian y socializan cambiaron, presentando lentitud en el proceso de las informaciones y reacciones mentales” así lo aclaró Daniela Capecchi, psicóloga de la Clínica Fénix Salud (@centroclinicofenixsalud).

La especialista explica que esta condición se puede percibir más en las personas jóvenes, que llevaban un estilo de vida activa, acelerada, muy dinámica, y que con el pasar de los días fueron disminuyendo y cambiando sus rutinas generando un impacto en sus procesos cognitivos produciendo a su vez ansiedad, depresión, falta de concentración e incluso algo denominado estrés post traumático y distrés emocional.

“Hoy en día se han conocido emociones que están asociadas o ligadas a la salud mental de las personas que se produjeron a raíz del confinamiento y estas no se habían conocido en el transcurso de la historia de la salud mental e incluso en la historia del mundo” agregó la también psicooncóloga.


Conocer los síntomas

La fatiga por confinamiento suele generar una sensación de cansancio, sobre todo cuando la persona presenta un nivel muy bajo de actividad física, mental y emocional. La pesadez es otra de las características que se presentan en la fatiga por confinamiento. Los niveles de energía suelen ser muy bajos en comparación con los que mantenía antes de la pandemia. La desmotivación es otro de los síntomas.

“Cuando una persona experimenta desinterés no le provoca hacer nada, no hay algo que le llame la atención, le cuesta mucho concentrarse, prestar atención, el pensamiento es lento y pierde nitidez mental y sabemos que esa misma persona mantenía un estilo de vida muy acelerado y se perciben los cambios abruptos en su rutina diaria quiere decir que esa persona está pasando por lo que se conoce como fatiga por confinamiento” explicó Capecchi.

Para poder erradicar estos síntomas lo primero que se debe hacer progresivamente es llegar a mantener un nivel de actividad diaria importante; la actividad física es la más recomendada.

También se recomienda mantener comunicación constante con familiares y amigos, las redes sociales serían en este caso la mejor alternativa, realizar algún tipo de actividad en el cual estén incluidos los miembros de la familia que se encuentran en casa, los juegos de didácticos ayudan mucho con el desenvolvimiento de la persona, limpiar la casa, cocinar, bañar a la mascota e incluso tener algún detalle o gesto con un ser querido como celebrar un cumpleaños, un aniversario con los miembros del hogar es muy recomendado.

También son muy útiles las técnicas de meditación, actualmente la tendencia es practicar yoga, mindfulness, este último se ha considerado como una herramienta importante que sirve para controlar los niveles de ansiedad, disminuir el estrés y ayuda a dominar las preocupaciones para centrarse en el aquí y en el ahora.


Los más afectados

Tanto el Covid- 19 como la fatiga por confinamiento no tienen una tipo persona en específico para atacar, según estudios realizados se ha determinado que afecta casi todas las personas que han mantenido y resguardado la cuarentena, existen casos de personas que se han visto más vulnerables debido al estilo de vida que estaban acostumbradas y que presentaron un cambio drástico en tan poco tiempo.

“Otro grupo de personas que también es propensa a padecer de esta crisis de salud mental son los adultos mayores, personas que requieran algún tipo de cuidado especial, entre otros, que por lo general no mantienen mucho contacto social y que permanecen aislados e incomunicados por una gran parte del tiempo”, por esa razón la especialista en psicooncología recomienda ser más flexibles con estos casos, brindar apoyo, mantener una comunicación constante y sobre todo hacerles saber que no están solos. 

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com