Traducido por Luis R Castellanos de ThoughtCo

Según su biografía, el farmacéutico de Filadelfia Charles Elmer Hires descubrió una receta para una tisana deliciosa, una forma de té de hierbas, durante su luna de miel en Nueva Jersey. No mucho después, comenzó a vender una versión seca de la mezcla de té, pero tenía que mezclarse con agua, azúcar y levadura y dejarse fermentar para que se llevara a cabo el proceso de carbonatación.

Por sugerencia de su amigo Russell Conwell (fundador de la Universidad de Temple), Hires comenzó a trabajar en una formulación líquida para una bebida de cerveza de raíz carbonatada que sería más atractiva para las masas. El resultado fue una combinación de más de 25 hierbas, bayas y raíces que Hires usó para dar sabor al agua carbonatada. A instancias de Conwell, Hires presentó su versión de «Root Beer» (cerveza de raíz) al público en la exposición del Centenario de Filadelfia de 1876. La Root Beer de Hires fue un éxito. En 1893, la familia Hires vendió y distribuyó por primera vez cerveza de raíz embotellada.

Charles Elmer Hires

La historia de la cerveza de raíz

Si bien Charles Hires y su familia contribuyeron en gran medida a la popularidad de la Root Beer moderna, sus orígenes se remontan a la época precolonial, durante la cual las tribus indígenas solían crear bebidas y remedios medicinales a partir de raíces de sasafrás. La Root Beer, tal como la conocemos hoy, desciende de las «cervezas pequeñas», una colección de bebidas (algunas alcohólicas, otras no) preparadas por los colonos estadounidenses usando lo que tenían a mano. Los brebajes variaban según la región y estaban aromatizados con hierbas, cortezas y raíces cultivadas localmente. Las cervezas pequeñas tradicionales incluían cerveza de abedul, zarzaparrilla, cerveza de jengibre y cerveza de raíz.

Las recetas de cerveza de raíz de la época contenían diferentes combinaciones de ingredientes como pimienta de Jamaica, corteza de abedul, cilantro, enebro, jengibre, gaulteria, lúpulo, raíz de bardana, raíz de diente de león, nardo, pipsissewa, chips de guayaco, zarzaparrilla, madera de especias, corteza de cerezo silvestre, amarillo muelle, corteza de fresno espinoso, raíz de sasafrás, vainas de vainilla, lúpulo, hierba canina, melaza y regaliz. Muchos de estos ingredientes todavía se usan en la Root Beer hoy en día, junto con la carbonatación añadida. No existe una receta única para la Root Beer.


Root Beer y problemas de salud

En 1960, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos prohibió el uso de sasafrás como carcinógeno potencial. El sasafrás es uno de los principales ingredientes aromatizantes de la Root Beer. Sin embargo, se determinó que el elemento potencialmente peligroso de la planta se encontraba únicamente en el aceite. Una vez que se encontró un método para extraer el aceite dañino del sasafrás, el sasafrás podría continuar usándose sin repercusiones dañinas.

Al igual que con otros refrescos, la Root Beer clásica está clasificada por la comunidad científica como una bebida azucarada. Los estudios han relacionado las bebidas azucaradas con una serie de problemas de salud, como la obesidad, la hipertensión, la diabetes tipo 2 y las caries. Incluso las bebidas no endulzadas, si se consumen en cantidades demasiado grandes, tienen el potencial de afectar negativamente la salud.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights