Traducido por Luis R Castellanos de publicación en The Nibble


El brownie, una de las golosinas horneadas favoritas de muchas personas, nació en los EEUU. Aunque es una entrada relativamente reciente al panteón de alimentos, la receta apareció impresa por primera vez a principios del siglo XX, no hay una clara referencia.

La evidencia apunta a Fanny Farmer, quien, en 1905, adaptó su receta de galletas de chocolate a una galleta de barra horneada en una fuente rectangular. (El brownie se clasifica como una galleta de barra en lugar de un pastel. Esto se debe a que los brownies se comen con los dedos, como las galletas, y el pastel se come con un tenedor).

Hay miles de recetas, tanto del tipo «pastel» como del tipo «fudge» (caramelo blando). Cualquiera de los dos es perfectamente correcto y delicioso. Es fácil ver que el brownie recibió su nombre por su color marrón oscuro. Aquí hay más sobre el estilo de los brownies.

Existen numerosas leyendas en torno al origen del brownie. La leyenda se cuenta de diversas formas: un chef agregó por error chocolate derretido a una tanda de galletas, o que un cocinero estaba haciendo un pastel pero no tenía suficiente harina.

El mito favorito, citado en Baking Classics (Clásicos Horneados) de Betty Crocker y The Encyclopedia of American Food and Drink (Enciclopedia de Comidas y Bebidas Estadounidenses) de John Mariani, habla de un ama de casa en Bangor, Maine, que estaba haciendo un pastel de chocolate pero se olvidó de agregar polvo de hornear. Cuando su pastel no se elevó correctamente, en lugar de tirarlo, cortó y sirvió los pedazos planos.

Por desgracia, esa teoría se basa en un libro de cocina publicado en Bangor en 1912, seis años después de que una de las autoras de libros de cocina más famosas de Estados Unidos, Fannie Merritt Farmer, publicara la primera receta de brownie de chocolate en 1906 (y la versión de Bangor era casi idéntica a la de 1906). receta).

Lo más probable es que nunca se conozca al «inventor» real, pero esto es lo que sí sabemos.


Fuentes: no son siempre las correctas

Varias fuentes citan la primera receta conocida de brownies como el Catálogo Sears, Roebuck de 1897, pero esta era una receta para un dulce de melaza simplemente llamado brownies.

El nombre honraba a los personajes elfos que aparecían en libros, cuentos, dibujos animados y versos populares de la época de Palmer Cox; la cámara Eastman Kodak Brownie también recibió su nombre de estos duendes.

Larousse Gastronomique, considerado por muchos como la última referencia culinaria, afirma que una receta de brownies apareció por primera vez en el Libro de cocina The Boston Cooking-School Cook Book (Libro de Recetas de las Escuela de Cocina de Boston) de 1896, escrito por Fannie Merritt Farmer.

Pero eso fue para un dulce tipo galleta coloreado y aromatizado con melaza y hecho en moldes acanalados de margarita. Sin embargo, como lo verificó Jean Anderson en The American Century Cookbook: The Most Popular Recipes of the 20th Century (El Libro de Cocina del Siglo Americano: las recetas más populares del Siglo XX), las dos primeras recetas publicadas para brownies de chocolate aparecen en libros de cocina de Boston, la primera en una edición posterior del libro de cocina de la Escuela de Boston.

Los historiadores culinarios han rastreado el primer pastel «brownie» hasta la edición de 1906 del libro de cocina editado por Fannie Merritt Farmer.

Esta receta es una versión temprana, menos rica y chocolatosa del brownie que conocemos hoy, utilizando dos cuadrados de chocolate Baker derretido. Las proporciones de la receta son similares a su receta de galletas de chocolate de 1896, excepto que la receta de brownie usa sustancialmente menos harina y requiere hornear la masa en un molde cuadrado de siete pulgadas.


¿Qué pasa con los brownies de Bangor?

La segunda receta de brownie, que apareció en 1907, se encontraba en Lowney’s Cook Book Illustrated (Libro de Cocina Ilustrado de Lowney), escrita por Maria Willet Howard y publicada por la compañía Walter M. Lowney de Boston.

La Sra. Howard, una protegida de la Sra. Farmer, modificó la receta de Farmer agregando un huevo extra y un cuadrado extra de chocolate creando un brownie más rico y con más chocolate. Llamó a la receta Bangor Brownies; no sabemos por qué.

Sin embargo, esto dio lugar a la idea de que un ama de casa de Bangor había inventado los brownies. Quizás un ama de casa desconocida mejoró la receta de Farmer y esta fue la publicada por la Sra. Howard.

Esto se analiza más a fondo en La Enciclopedia Oxford de Comida y Bebida, que es la «Enciclopedia Británica» para los amantes de la comida: dos volúmenes y 1500 páginas sobre la historia, la fabricación y la comercialización de alimentos en los EEUU.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com