Traducido por Luis R Castellanos de publicación en SoftSchools.


La ropa arrugada atormenta a los padres preocupados en todas partes, ya que sus ambiciones de asegurarse de que sus hijos usen ropa bonita y ordenada se frustran constantemente. Sin embargo, un invento del siglo XIX realmente mejoró su capacidad para evitar que la ropa se arrugue. El colgador de ropa (percha, gancho de ropa) se desarrolló por primera vez en 1860 y desde entonces ha sido un amigo cercano de padres frustrados en todo el país.

O. A. North inventó la primera percha de ropa de metal en 1860 como una forma de ahorrar espacio en su guardarropa. Este primer módulo se veía un poco diferente al colgador de alambre triangular de hoy, y en su lugar tenía un fondo de forma ovalada. Sin embargo, la función seguía siendo esencialmente la misma.

A un empleado de Timberlake Wire and Novelty Company, Albert J. Parkhouse de Jackson, Michigan, también se le atribuye la invención. La historia cuenta que una mañana en 1903, Parkhouse llegó al trabajo y descubrió que todos los percheros habían sido tomados. Molesto, tomó un trozo de alambre, lo dobló en la forma que reconoceríamos hoy y colgó su abrigo.

En 1932, Schuyler C. Hulett ideó una adición adicional a la percha. Al cubrir los alambres de metal superior e inferior con un pequeño tubo de cartón, este diseño ayudó a evitar que se formaran pliegues y arrugas en la propia percha. En 1935, también se agregó un tubo adicional a la barra inferior.

Gancho de Parkhouse
Gancho de Hulett

Aunque el diseño actual sigue siendo similar al diseño original de 1800, la variedad, el tamaño y la sustancia de la percha continúan expandiéndose. Construido con madera, plástico, goma y alambre, la diversidad de la percha incluso se ha ampliado mediante la adición de relleno con materiales como el satén y el encaje. Cada una de estas perchas también es extremadamente respetuosa con el medio ambiente, ya que se pueden reutilizar durante toda la vida para múltiples estilos de ropa y telas.

En los hogares de todo el país, el diseño original de la percha sigue siendo tan fuerte como cuando se inventó por primera vez en el siglo XIX. Como su estructura realmente no necesita grandes mejoras, es poco probable que sufra modificaciones futuras para mejorar su función. Sin embargo, debido a su naturaleza versátil, es probable que la percha siga siendo un elemento básico del hogar que se encuentra en los armarios del país.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com