Traducido por Luis R Castellanos de «The Strong«


Durante siglos, los padres que comprenden la conexión entre el juego y el desarrollo han hecho que los bloques del alfabeto sean el equipo estándar de la caja de juguetes bien surtida.

Los tacos alfabéticos aparecieron ya en 1693, cuando el filósofo John Locke señaló que «los dados y los juguetes, con las letras en ellos para enseñar a los niños el alfabeto jugando» harían que aprender a leer fuera una experiencia más agradable. Un siglo y cuarto más tarde, Friedrich Wilhelm August Froebel, un curador de museo que fue pionero en el jardín de infancia, introdujo los sólidos geométricos tallados en madera. Conocidos como los «regalos» de Froebel, pronto dieron lugar a tacos alfabéticos. En los Estados Unidos del siglo XIX, estos juguetes llegaron a la mayoría de las escuelas, comercializados como herramientas para ayudar a los niños a reconocer las formas de las letras antes de aprender a leer. Hoy en día, prácticamente todos los preescolares estadounidenses y muchas salas de juegos en casa almacenan tacos de letras. Tradicionalmente prevalecían los bloques caseros.

Actualmente, Uncle Goose Toys y Old Fashioned Blocks producen y fabrican este juguete de colores vivos. Los padres pueden entender que estos bloques tienen un valor educativo, pero a los niños les gustan porque sus colores deleitan la vista, sus imágenes provocan historias y sus números, patrones y símbolos se ven bien cuando se apilan.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights