Traducido por Luis R Castellanos de la Revista Smithsoniana


Se desconoce el origen exacto de los macarrones con queso, aunque lo más probable es que provenga del norte de Europa, y la receta registrada más antigua se escribió en 1769. Un elemento básico de la cocina estadounidense, la combinación cremosa llegó a los Estados Unidos por cortesía de Thomas Jefferson, quien, mientras visitaba Francia, se enamoró de los platos de pasta de moda que se sirven allí. Trajo recetas de fideos y una máquina de pasta, ya que este alimento no estaba disponible en las Colonias. Como presidente, sirvió macarrones con queso en una cena estatal de 1802.

Kraft Foods presentó sus macarrones con queso en caja en 1937, cuando Estados Unidos estaba atravesando la Gran Depresión. El producto podría servir cuatro por 19 centavos, y la compañía vendió 8 millones de cajas de macarrones con queso rápidos y fáciles en un año. Con el racionamiento en vigor durante la Segunda Guerra Mundial, la mezcla en caja siguió ganando popularidad; los productos básicos como la carne fresca y los lácteos escaseaban. Ahora es la encarnación estándar del plato y, junto con los fideos ramen, la cena Kraft (como se la conoce en Canadá) es un pilar de la cocina de los estudiantes universitarios.

Pero algunos chefs están recuperando el Mac, dando un toque inventivo a este clásico de la comida reconfortante y haciéndolo digno de los establecimientos de alta cocina. (Y sí, están subiendo la apuesta por los fideos novedosos de Kraft, que se parecen a cualquier cosa, desde personajes de dibujos animados hasta mascotas políticas). Algunos restaurantes, como S’Mac en Nueva York, se especializan en variaciones tentadoras del plato, como la sustitución de brie, higos, romero y champiñones para la salsa tradicional a base de queso cheddar. La mayoría de los restaurantes, sin embargo, solo tendrán una o dos opciones, pero en un lugar como DC, los comensales aún tienen una variedad fabulosa para elegir, como lo atestigua el Washington Post.

Y luego está Paula Deen, que envuelve su macarrones con queso en tocino, lo empaniza y lo fríe. (Aunque puede prescindir de las campanas y silbidos y ceñirse a su presentación más tradicional de la cazuela).

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com