Traducido por Luis R Castellanos de «Insider«


El esmoquin puede ser una de las prendas más incomprendidas de todos los tiempos.

Es cierto que estos primeros esmoquin tienen similitudes con sus homólogos modernos, pero los cambios evolutivos son claros cuando miras las imágenes del esmoquin a lo largo del tiempo.

Peter Marshall, el experto en ropa formal detrás del blog Black Tie Guide, ha pasado cientos de horas estudiando revistas y periódicos viejos para examinar la cara cambiante del esmoquin. Combinamos su investigación con la nuestra para enfocar toda la historia del esmoquin.

El esmoquin irrumpió en escena en 1865, gracias al príncipe Eduardo VII, que marcó tendencia, como alternativa al frac más formal.

Aunque muchos atribuyen la creación del esmoquin a los ricos aristócratas estadounidenses que asistieron al Baile de Otoño (Autumn Ball) en Tuxedo Park, Nueva York, la prenda en realidad se remonta a 1865 y a Eduardo VII (entonces el Príncipe de Gales), según The Wall Street Journal.

Eduardo VII

El sastre de Savile Row, Henry Poole & Co., que todavía está en el negocio hoy en día, preparó al príncipe para un conjunto que era más formal que un traje de salón, pero no sin los adornos de un frac. (Era algo que el príncipe podía usar en el comedor y en ambientes informales). Su alteza lo encargó en azul con pantalón a juego y el «esmoquin» -como se llamaba entonces al esmoquin- despegó.

En esta época, la chaqueta solía ser negra, con cuello chal y acompañada de complementos blancos.


A principios del siglo XX, el esmoquin se había apoderado de EEUU

Lo más probable es que el esmoquin fuera traído a Estados Unidos en 1886 por el millonario James Brown Potter y su esposa Cora, quienes conocieron al Príncipe de Gales durante un viaje a Gran Bretaña.

El príncipe envió a Potter para que le pusieran la nueva y popular chaqueta y Potter la usó más tarde en el Baile de Otoño de un club de campo privado en Tuxedo Park, Nueva York. Allí, se popularizó el apodo estadounidense del traje. La forma en que se extendió al resto del país está profundamente impregnada de folclore con muchas historias contradictorias.

A principios del siglo XX, el esmoquin había ganado popularidad y era aceptable en situaciones formales. Los accesorios negros y una solapa puntiaguda también eran de rigor.


Después de una caída en popularidad durante la Primera Guerra Mundial, la década de 1930 vio un resurgimiento en la vestimenta formal.

En la década de 1930, el traje de etiqueta volvió rugiendo, casi sin cambios desde antes de la guerra. Era el traje de noche de facto, relegando la corbata blanca a eventos especiales.

El esmoquin azul medianoche estaba de moda, y en 1935, había más fábricas que producían lana de esmoquin azul que lana de esmoquin negra.

La variante de la chaqueta de esmoquin cruzada, anteriormente considerada demasiado informal, también explotó en popularidad durante este tiempo. Para climas y estaciones más cálidas, la chaqueta de esmoquin blanca (contrastada con pantalones negros) se convirtió en una alternativa aceptable.


En la década de 1940, los esmoquin pasaron a un segundo plano frente a los trajes

La Segunda Guerra Mundial trajo una época de informalidad a Estados Unidos. Los esmoquin se convirtieron en una rareza, una excepción en lugar de la norma. Los hombres usaban trajes en lugar de esmoquin cuando salían por la noche.

La corbata blanca (entonces conocida como traje de gala) nunca se recuperaría realmente de este período.


The Space Age incorporó nuevos tejidos y estilos en el esmoquin

En la década de 1950, el esmoquin estaba de vuelta. Se renovó con algunos cambios: más telas de la «era espacial» (como el poliéster), patrones y diseños de camisas más intrincados (incluidos los primeros volantes) y una chaqueta más corta y ajustada.

La corbata blanca se había abandonado por completo, y la corbata negra era la nueva norma en los estrenos de películas, eventos de la alta sociedad e incluso bodas.

John F. Kennedy fue el último presidente en usar corbata blanca en un baile inaugural, hasta que Ronald Reagan revivió brevemente la tradición en los años 80.

Durante este período comenzaron a aparecer variaciones coloridas de la corbata negra, pero fue más la excepción que la regla.


En la década de 1970, todas las apuestas de ropa formal estaban canceladas.

El esmoquin se rehizo completamente a la imagen de la discoteca en la década de 1970. Una generación joven y revolucionaria miró el estilo conservador del esmoquin y tiró casi todo, manteniendo solo la silueta vaga.

Las pajaritas enormes y flexibles, las chaquetas estampadas de colores, las camisas con volantes y encajes, y los pantalones que parecían más pantalones acampanados se hicieron mucho más frecuentes. El esmoquin típico de los años 70 solía tener al menos dos de estos elementos, si no todos.

En la década de 1980, afortunadamente había resurgido un regreso al estilo clásico y los esmoquin comenzaron a verse más conservadores.


El siglo XXI vio la confusión de los estilos formales y casuales.

A fines de la década de 2000, a medida que los códigos de vestimenta se diluyeron y se malinterpretaron, la ropa formal recibió otro golpe.

El estilo informal de negocios era el código de vestimenta predominante en el lugar de trabajo y los trajes negros brillantes con corbatas a juego casi habían suplantado la tradicional corbata negra. Las camisas de vestir de colores también comenzaron a ser tendencia en esta época.

Aquellos que continuaron usando la tradicional corbata negra lo hicieron lo más simple posible para combinar con la estética informal que prefería la Generación Y.


Finalmente, en la década de 2010, el esmoquin está entrando en una Edad de Oro

Hoy en día, cada vez más hombres jóvenes adoptan los estilos de gala de los años 30 y 40. Los esmoquin azul medianoche incluso han regresado.

Los dramas de época como «Mad Men» son al menos parte de la razón del cambio, con hombres cada vez más nostálgicos de una era pasada de trapos más limpios y nítidos.

Se cree que la facilidad de confección por correo es otra razón para el resurgimiento de la ropa formal. Nunca ha sido más fácil para un hombre encontrar un esmoquin que le quede bien.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com