Traducido por Luis R Castellanos


¿Llamamos sándwich a un sándwich por el cuarto conde de Sandwich? Sí. ¿Fue él la primera persona a la que se le ocurrió la idea? Para nada.

La verdad es que no sabemos quién inventó el sándwich, pero ha existido en varias formas durante miles de años. Uno de los primeros comedores de sándwiches que se conocen fue Hillel el Viejo, un rabino y erudito que nació en Babilonia y vivió en Jerusalén durante el siglo I a.C. La Hagadá, un texto judío que se lee durante el Seder anual de Pesaj, relata cómo Hillel hizo sándwiches con cordero pascual, hierbas amargas y pan de matzá sin levadura. En la tradición judía, durante la cena del Seder, los participantes recuerdan esto creando sus propios sándwiches de matzá.

Los panes planos tienen una larga historia en la región mediterránea y el Medio Oriente. En particular, la “idea de enrollar pan con relleno es muy antigua en la cultura turca”, dice Mary Isin, autora de Bountiful Empire: A History of Ottoman Cuisine (Imperio Abundante: una historia de la cocina otomana). A mediados del siglo XVII, el cuarto conde de Sandwich viajó a Turquía y otras regiones del Imperio Otomano, lo que puede explicar de dónde supuestamente tuvo la idea de pedirle a un mesero de un club o restaurante que le preparara un sándwich en Londres.


El conde de Sandwich desarrolla su bocadillo homónimo

No está claro por qué el político inglés John Montagu, también conocido como el cuarto conde de Sandwich, se convirtió en el homónimo de la comida que llamamos sándwich. El primer uso conocido de la palabra “sándwich” proviene del diario del historiador inglés Edward Gibbon. El 24 de noviembre de 1762, escribió sobre ver a hombres comiendo «un poco de carne fría o un sándwich», pero no se menciona que el conde sea el homónimo.

Luego, a principios de la década de 1770, el escritor de viajes francés Pierre-Jean Grosley publicó un libro satírico y de cotilleos llamado A Tour to London; O Nuevas observaciones sobre Inglaterra y sus habitantes. En él, Grosely describió una escena en una mesa de juego:

“Un ministro de estado pasó veinticuatro horas en una mesa de juego pública, tan absorto en el juego, que, durante todo el tiempo, no tuvo más subsistencia que un poco de carne de res, entre dos rebanadas de pan tostado, que comió ( sic) sin salir del juego. Este nuevo plato se puso muy de moda durante mi residencia en Londres: se llamaba por el nombre del ministro que lo inventó”.

La palabra “sándwich” no aparece en el libro de Grosely, pero muchas personas asumieron que la escena del libro (que Grosely pudo haber inventado) se refería al cuarto conde de Sandwich. En cualquier caso, el nombre, que ya usaban personas como Gibbon, se puso de moda. Por lo menos a mediados del siglo XIX, «sándwich» era tan común que las personas de habla inglesa lo usaban como verbo para describir el proceso de colocar algo entre otras dos cosas, como si se estuviera haciendo un sándwich.


Los sándwiches se vuelven populares en Estados Unidos

Después de que los angloparlantes adoptaran la palabra «sándwich», comenzaron a pensar en nuevas palabras y frases para describir diferentes tipos, desde carnosos Sloppy Joes hasta el club sándwich en capas. La primera receta conocida para un sándwich de mantequilla de maní y mermelada apareció en 1901 en la revista The Boston Cooking School Magazine of Culinary Science & Domestic Economics. Durante la década de 1920, las empresas comenzaron a fabricar mantequilla de maní en masa en los Estados Unidos y se dirigieron a los niños como nuevos consumidores potenciales. Esto ayudó a que el sándwich de mantequilla de maní y mermelada fuera un almuerzo escolar común.

El po’ boy es otro sándwich que ganó popularidad en los Estados Unidos a principios del siglo XX, aunque su origen es un poco más controvertido. El famoso sándwich de Luisiana consiste en pan francés y un abundante relleno, a menudo en forma de mariscos fritos.

Benny y Clovis Martin, quienes abrieron un restaurante en Nueva Orleans a principios de la década de 1920, supuestamente afirmaron que inventaron el sándwich po’ boy durante una huelga de conductores de tranvía de 1929, durante la cual dijeron que regalaron sándwiches gratis a los «pobres». que estaban en huelga. Pero hay registros de sándwiches similares que se remontan a mediados del siglo XIX, y es posible que el po’ boy haya recibido su nombre antes de la huelga de 1929.

A medida que proliferaban las cadenas de restaurantes de sándwiches a fines del siglo XX, surgieron rivalidades nacionales. En 1964, se abrió el primer restaurante Blimpie en Hoboken, Nueva Jersey. Al año siguiente, Pete’s Super Submarines, que luego se convertiría en Subway, abrió en Bridgeport, Connecticut.

Los dos restaurantes vendían sándwiches submarinos, un tipo de sándwich con muchos apodos regionales diferentes (sub, hoagie, grinder, hero, etc.) que en sí mismo tiene una historia controvertida. Durante las próximas décadas, los dos restaurantes buscaron acaparar el mercado de sándwiches submarinos en medio de un creciente campo de cadenas de restaurantes similares.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com