Traducido por Luis R Castellanos


Desde que los humanos han caminado por la Tierra, han deseado domar sus melenas difíciles de manejar. En tiempos prehistóricos, las primeras formas de navajas se crearon a partir de dientes de tiburón afilados y conchas de almejas para recortar el largo vello facial y de la cabeza. A medida que se desarrolló la sociedad humana, también lo hizo la navaja. En el cuarto milenio antes de Cristo, se estaban desarrollando y enterrando en tumbas egipcias navajas de afeitar hechas de oro y cobre. Otros desarrollos antiguos llevaron la navaja hasta Roma en el siglo VI a.

El desarrollo continuo y el uso de la navaja se abrieron camino a lo largo de los siglos siguientes. Estos avances permitieron la introducción de la primera navaja de afeitar moderna en Sheffield, Inglaterra, durante el siglo XVIII. Hecha de acero, esta navaja fue aceptada a regañadientes en toda Europa durante los siguientes 100 años. Con el desarrollo de la maquinilla de afeitar Sheffield Steel, los miembros adinerados de la sociedad hacían que sus sirvientes los afeitaran con frecuencia.

Sin embargo, el afeitado diario no era común en este momento. La introducción de máscaras de gas durante la Primera Guerra Mundial fue el instigador de la práctica cultural actual de afeitarse todos los días. La necesidad de asegurarse de que sus máscaras de gas se ajustaran de forma segura y cómoda requería un cuidado constante del vello facial. Esta práctica continuó después de la guerra y muchos todavía la practican en la actualidad.

Hasta la década de 1950, las navajas de afeitar rectas eran la forma común de navaja de afeitar utilizada por las barberías y los hombres comunes. Sin embargo, un invento de King C. Gillette cambió esto. Había desarrollado una maquinilla de afeitar de seguridad que usaba cuchillas reemplazables. Debido a una campaña de marketing extremadamente eficaz, que presentaba las navajas de afeitar como ineficaces, este nuevo diseño de navajas fue un gran éxito.

Hoy en día, las afeitadoras manuales modernas se basan en el diseño original de Gillette. Sin embargo, se han desarrollado nuevos diseños, como la maquinilla de afeitar eléctrica, para competir con este estándar de oro. Sin embargo, como las maquinillas de afeitar han estado con los humanos desde el principio de los tiempos, es probable que su uso continuo y su avance continúen durante muchos siglos.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com