Por Manuel Gómez Sabogal


A veces, se hacen citas para charlar al calor de un café y eso me sucedió con Robinson Castañeda a quien no veía hacía mucho rato. Ya era justo volver a encontrarlo y nada mejor que la disculpa para entregarle unos libros, novelas y revistas literarias, porque sé que lee mucho y devora libros.

Pues bien, empaqué los libros y revistas y me dispuse a estar muy puntual en una cita que para mí era muy especial, pues hemos hecho equipo durante muchos años y aunque es un personaje muy especial, para mi sigue siendo más que especial, porque es una persona maravillosa y un profesional excelente.

Llegué muy puntual a las 4 de la tarde en el lugar donde hicimos varias grabaciones de nuestro programa “Al calor de un café”, en especial, aquellos con Jorge Eliecer Orozco Dávila, Rubiela Tapazco Arenas, Alber Deylan.

Conversamos, tomamos café, revisó libros y revistas y ya iba yo de salida cuando me pidió que esperara para que conociera a alguien que era una actriz en España y me quería presentar. No escuché bien el nombre, pero decidí quedarme a la llegada de la actriz.

Nos pasamos a otra mesa para poder situarnos bien y recibir como se debía a la invitada. Cuando ella llegó, Robinson me dijo que ya estaba allí y me pidió un momento. Como yo estaba de espaldas, saludé y me dijo que me presentaba a Tanya de la Cruz.

Todos estábamos con tapabocas y esa fue la razón por la cual, inicialmente, no creyera que era esa niña que conocí años atrás.

De la sorpresa pasé al estupor. Del estupor a la emoción. No podía creer que estaba ahí Tanya de la Cruz, a quien siempre recordé, pues cuando yo tenía el Instituto Colombo Británico, ella fue docente allí.

En aquella época, Tanya había llegado de Inglaterra y yo estaba a la búsqueda de docentes. Fue así como nos conocimos. Resultó una excelente profesora de inglés y, además, admirada por muchos de los alumnos. Era muy receptiva y entregada a sus estudiantes.   

Recordé todos esos momentos en el Instituto.

Pero este, fue un reencuentro para hablar de ella y conocer todo lo que ha realizado y sus proyectos. Lo primero, fue por qué había salido de Colombia. Su respuesta fue sencilla y rápida. El amor la llevó a vivir en Europa.

Claro que también nos enteramos de muchos relatos maravillosos sobre su experiencia en Inglaterra, España, el teatro, la televisión, el cine y las que siempre la han llevado a la cúspide.

“Tanya ha formado parte de varias series de televisión y ha participado en cine y producciones teatrales en España y Colombia. Goenkale, serie vasca de larga duración, es uno de sus trabajos más recientes en televisión, del que formó parte durante tres años hasta su final definitivo en el 2015. En cine Tanya ha trabajado bajo la dirección de Jose Mari Goenaga (Sintonía, 2005; En 80 días, 2008; Renovable, 2016); Juanma Bajo Ulloa (Frágil, 2003); Sebastián Cordero (Rabia, 2007); Jon Garaño (On the Line, 2006); Aizpea Goenaga (Cuentos de Cocina, 2009); Sergio Barrejón (La Media Pena, 2010); Antonio Hernandez (Matar el Tiempo, 2015); y Lander Camarero (Nuestro Viejo y el Mar, 2016)”.

“Adquirió una sólida experiencia en la Compañía de Teatro de Cámara Estudio XXI en Colombia, en la que participó en un amplio marco de obras de dramaturgos de teatro moderno y contemporáneo, tales como William Shakespeare, Molière, August Strindberg, Eugene Ionesco y Harold Pinter, entre otros”.

“Ha sido premiada como Mejor Actriz en el AIFF (2011) y en el Festival Internacional de Cine de Valpolicella (2012) en Italia, por su rol en La Media Pena, así como también en España por Sintonía en el Festival Internacional de Cine de Badalona (2006) y en Zinebi (2005). También se le ha otorgado el premio a Mejor Actriz Vasca en el Festival de Cortometrajes de Begibistan por su rol en Alimañas, (2008)”.

Y mucho más sobre Tanya. Lo más agradable fue encontrar a la misma mujer alegre, simpática, sencilla y sin nada de creerse una estrella, aunque lo es. Tanya, Robinson y yo tuvimos un reencuentro inesperado, donde faltaron preguntas, tiempo, más café y muchas más risas.

Reencontrar a Tanya y verla tan feliz de estar acá en vacaciones, aunque pronto regresa a España, fue genial.

Espero volver a verla antes de su viaje. Quedamos iniciados…

Tanya, así de sencillo ese bello nombre para una actriz, abogada, que nos visita y que alegra corazones con una sonrisa que invita a ser felices.

“Quiero crear personajes deseosos por un cambio.”

Tanya de la Cruz

Definitivamente, un encuentro increíble, inesperado y fantástico.

A continuación pueden ver un corto en el cual actúa, «La Media Pena»:


La media pena from Tanya de la Cruz on Vimeo.

Por De todo un Poco

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com