Mientras desayunan, le dice la mujer al marido en tono de reclamo:
– ¿Sabes?, anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
– ¿Y quién te ha dicho que dormía?


La mujer le dice al marido:
– Oye, CARLOS, ¿Nunca se te ha ocurrido comprarme flores?
– ¿Para qué? Si todavía estás viva.

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com