Abuelo: cuéntame una historia!

Todas las historias no son iguales. Algunas son parecidas. Las mañanas se tornan plácidas cuando una pequeña que ya cumple 7 años te invita a que le leas un cuento. Ella lee los títulos y debes continuar leyendo, así sea un cuento de 10 páginas y estés casi dormido, ojos cerrados.

No puedes desilusionar a esa pequeña que está ahí al borde de tu cama. Debes leerle la historia, el cuento, la anécdota hasta el final. Y después, cuando termines, tal vez quiera que continúes con el que sigue.

Eso te llena de alegría y mucho amor. La pequeña responde cada pregunta que le formulas luego de haberle leído cada cuento, historia o anécdota. Es rápida para contestar y además, continúa inventando, complementando, poniendo nombres, soñando lugares, disfrutando paisajes.

Y cada mañana, le cuentas historias. Así tengas qué abrir los ojos a las malas, pero sientes una alegría inmensa porque la pequeña disfruta cada palabra, cada frase, cada párrafo. Se imagina cada personaje, vive cada momento. Eso la llena y luego, más tarde, cuando regresa del colegio donde estudia primero de primaria, se sienta a dibujar, a recordar qué fue los que escuchó. Lo vive, lo dibuja y lo presume como ella lo quiere.

Abuelo, cuéntame una historia…Así comienza el día. Y cada día, así amanezca muy nublado, es el despertador que suena a tu lado. Es la historia más bella, porque la encuentras allí, cerca, al pie de la cama. Esperando que abras los ojos o que te los abra. Porque ella es así. No hay un “más tarde” o un “después”. Si es ya, es ya. No hay caso.

Por eso, la última vez, ayer, llegó y como siempre, dijo:

–    Abuelo, cuéntame una historia
–    Había una vez una niña llamada Caperucita verde…
–    No, esa no…ya me la sé, porque se puso roja..de la ira…Esa no, por favor
–    Ahhhh, entonces, estaba Blanca Nueves con los 14 enanitos….
–    Siete, abuelo, siete……
–    Y entonces, Blanca Nueves….
–    No, mejor léeme el libro nuevo…
–    Hagamos una cosa, cuando estés grande, te leeré muchos cuentos de otros libros..
–    No, abuelo, eso no se va a poder….
–    ¿Por qué?
–    Porque cuando yo sea grande, tú estarás muerto….

Manuel Gómez Sabogal
manuelgomez1a@gmail.com

abuelo contando cuento

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com