Eventos que inspiraron 8 grandes negocios de la actualidad

Eventos que inspiraron 8 grandes negocios de la actualidad

Los momentos creativos no ocurren a voluntad, y las sesiones de torbellinos de ideas raramente producen resultados extraordinarios. Más a menudo es un comentario aleatorio, un evento cualquiera o un recuerdo que hace que el emprendedor genere una idea. Desde Airbnb hasta Yelp, a continuación se presentan los eventos que inspiraron 8 grandes negocios de la actualidad:

1. Instagram

Un estudio en el extranejro durante su primer año de estudios en la Universidad de Stanford, le dio la inspiración a Kevin Systrom para crear Instagram. Systrom llevó su cámara SLR avanzada a una clase de Fotografía que estaba tomando en Florencia (Italia), pero su profesor se la reemplazó por una Holga más económica y sencilla, que usaba proporciones aleatorias de luz para producir fotos interesantes. A Systrom le gustó el resultado: “me enseñó  la belleza de la fotografía tradicional y la belleza de lo imperfecto”, le dijo a la revista Forbes en el 2012.

Unos años después de haberse graduado en el 2006, Systrom y su socio Mike Krieger estaban trabajando en el desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles (app) para compartir fotos. Mientras estaban de vacaciones, la novia de Systrom (Nicole Schuetz) dijo que no quería usar la app porque las fotos no quedaban tan buenas como le quedaban a un amigo mutuo. Schuetz pensó que era por las habilidades del amigo mutuo en la fotografía,pero Systrom sabía (por su experiencia en Florencia) que era por el uso de los filtros. Ese día Systrom diseñó el primer filtro  para Instagram, llamado el X-Pro II, que le permitiría a los usuarios transformar fotos ordinarias en imágenes artísticas. Instagram fue lanzado oficialmente en octubre del 2010, y un mes después tenía un millón de usuarios.

2. Twitter

La inspiración para Twitter vino de la fascinación que sentía el cofundador Jack Dorsey con los radios policiales. Cuando era niño, era tímido, y mientras iba creciendo en Saint Louis prefería quedarse en su casa y escuchar la radio policial en vez de jugar con sus amigos afuera. Fue creciendo siendo influenciado por los cortos mensajes de información que emitían los funcionarios policiales y de emergencias.

“Siempre hablaban acerca de hacia donde iban, qué estaban haciendo y dónde estaban”, dijo Dorsey en un programa de noticias de CBS. Cuando los teléfonos celulares y mensajes de texto se hicieron populares entre los amigos para mantenerse actualizados en sus ubicaciones y acerca de lo que etaban haciendo, Dorsey recordó sus días escuchando la radio policial. Y de allí vino la idea para crear Twitter, en 2006.

3. EBay

En 1995, Pierre Omidyar, fundador de EBay, tenía dinero extra y quiso invertir en acciones de una compañía de juegos. El precio de apertura fue fijado en $15 por cada acción y Omidyar llamó a su corredor para colocar su orden. Luego, su corredor le informó que compró las acciones a $24, ya que el precio de $15 era de referencia, y no era el precio al que la gente “normal” podía tener acceso.

Omidyar se dio cuenta que la teoría de los mercados eficientes era muy buena, en la teoría, pero que en la práctica la gente “normal” no podía participar en igualdad de condiciones.

Y por eso Omidyar decidió que el Internet podría ser el que pudiese ofrecer el poder de los mercados financieros a todos por igual. “Claro, la gente ‘normal’ no va a vender acciones de la bolsa sino que venden sus artículos”, dijo en una entrevista. “Yo pensé que había una oportunidad real para crear un lugar donde se pudiese llevar el poder de los mercados eficientes a la gente ‘normal’”. Lanzó eBay en ese año, en el Día del Trabajo.

4. Netflix

“Houston, tenemos un problema”. Esta frase no sólo rescató a un grupo de astronautas en 1970, sino que originó la idea para Netflix.

Su fundador Reed Hastings había alquilado la película “Apollo 13″ y la devolvió pasada la fecha de entrega pautada. “No me acordaba dónde la había guardado y la entregué seis semanas después, pagando una multa de $40″, dijo al programa “60 Minutos”. “Y me acuerdo porque no quise decírselo a mi esposa, porque sabía lo que me respondería”.

En el camino al gimnasio, se preguntó ¿por qué las tiendas de video no funcionaban como los gimnasios y cobraban una tarifa plana a sus miembros? En ese momento se le prendió el bombillo y Hastings compró varios DVS’s y se los envió a su correo para comprobar si podían viajar de manera seguro a través del correo regular.

“Los abrí y funcionaron bien”, dijo en la entrevista. “Pensé, ¡Dios! ¡Dios mío! ¡Esto va a funcionar! ¡Esto va a funcionar!”. Hastings fundó Netflix en 1997.

5. Pinterest

Mientras crecía, siendo un niño en Iowa, EEUU, el fundador de Pinterest, Ben Silbermann estaba obsesionado con coleccionar cosas. Y tenía una fascinación particular con los insectos. Por lo que Silbermann los capturaba, los secaba, los etiquetaba y los sujetaba con un alfiler (pin en inglés) en cajas. “Me gustaban los insectos, de verdad”, dijo a Fast Company en 2012.  “De todos tipos: moscas, saltamontes, escarabajos”.

Cuando le correspondía estudiar en la Universidad, quiso estudiar medicina (sus padres eran médicos), pero luego se cambió a la tecnología. Cuando se graduó en Yale, Silbermann empezó a trabajar en Google, pero renunció para seguir su sueño de desarrollar apps.

“Tenía muchas ideas cuando me fui de Google”, le dijo a Chris Dixon en SXSW durante el 2012. Eventualmente regresó a su obsesión con las colecciones. “Lo que tu coleccionas dice mucho acerca de quién eres y acerca de tus intereses”, dijo. “No había nada en la web que hiciera fácil el mostrar todas esas colecciones”. Trabajando con su socio y colega Paul Sciarra, fundó Pinterest en el 2009.

6. Airbnb

En el 2007, los emprendedores de San Francisco Joe Gebbia y Brian Chesky estaban ansiosos de lanzar un gran proyecto. El par se conoció cuando estudiaban en la Escuela de Diseño de Rhode Island, y estaban llenos de ideas, pero no tenían suficiente dinero para pagar la renta. Al conocer que durante una Conferencia de Diseño se llenaron todos los hoteles de la ciudad, ellos decidieron alquilar tres (3) camas inflables que instalaron en la sala de su apartamento para poder reunir el dinero para pagar el alquiler. Seis días después tres huéspedes les pagaron $80 cada uno por la noche. Allí se dieron cuenta que se les había ocurrido una buena idea.

“La gente dice que es la peor idea que ha funcionado”, dijo Cheskyu a Vanity Fair en octubre del 2014. “No se suponía que era la mejor idea; se supone que era la manera de pagar el alquiler mientras se nos ocurría la mejor idea”. Airbnb fue lanzada en el 2008.

7. Yelp

Los antiguos empleados de PayPal, Jeremy Stoppelman y Russel Simmons se unieron a la incubadora de negocios MRL Ventures en el 2004 para lanzar su idea de un servicio de referencia basado en el correo electrónico llamado Yelp. Inicialmente el concepto no atrajo a muchos inversionistas, pero entonces a Stoppelman le dio un resfriado y se le hizo difícil que le pudieran recomendar un médico local que le atendiera.

“En esa época había muy poca información en Internet. era frustrante”, le dijo Stoppelman al “Wall Street Journal” en el 2012. “Nos dimos cuenta que la mejor manera de encontrar un médico, u otro tipo de servicio, era a través de las referencias de las personas”.

Cambiaron el modelo de ser basado en el correo electrónico, a estar basado en Internet. Relanzaron el concepto en el 2005, y ya para el 2007 tenían 6 millones de visitantes al mes.

8. Mint.com

A Aaron Patzer, fundador de Mint.com, siempre se le había hecho difícil tener una chequera conciliada. Desde que era adolescente, usaba “Quicken” y “Microsoft Money” para gestionar sus finanzas personales y del negocio, y revisaba sus cuentas todos los domingos en la noche.  Al salir de la Universidad, empezó a trabajar en una empresa recién fundada en el Valle del Silicón, y pasó semanas sin verificar sus cuentas.

“Finalmente, verifiqué mis cuentas, y ‘Microsoft Money’ había descargado unas 500 transacciones, pero sólo el 20% estaban categorizadas”, le dijo a “Mashable” en el 2011. Se sintió frustrado y se sintió que él mismo podía categorizar esas transacciones de manera más precisa y confiable usando las páginas amarillas. Diseñó una base de datos con 20 millones de negocios, diseñó un algoritmo de clasificación, y obtuvo una precisión del 90% en la categorización de sus transacciones.

Decidió que otros se podían beneficiar de su idea, y Patzer lanzó una beta pública de mint.com en el 2007. Al final del primer año, la compañía tenía 500.000 usuarios.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en Fast Company.

Publicado inicialmente en Tecnopedia

8 negocios

 

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Luego de un tiempo en Maracaibo, de regreso en Caracas. Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

1 Trackback / Pingback

  1. Pinterest | DTyOC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.