Necesitas de mal sexo para tener buen sexo

Necesitas de mal sexo para tener buen sexo

Como todo en la vida, siempre tenemos que mirar las dos caras de la moneda para poder tener un punto objetivo.

Amamos el verano porque sabemos lo que es el invierno, amamos las vacaciones porque sabemos lo que es trabajar, y amamos las buenas relaciones íntimas porque sabemos lo que son las malas relaciones íntimas. 

Y sip, la clave para disfrutar al máximo en la cama es haber experimentado alguna vez en tu vida, un tipo de relación íntima que aunque te pagaran no volverías a tener. ¿Suena horrible? Pues sí, lo acepto, pero mientras que estas malas experiencias son en algún minuto algo traumatizantes, son la clave para tener muchas buenas.

Mirémoslo de un punto de vista positivo: las malas relaciones apestan, pero nos pueden enseñar mucho. Las malas experiencias solo harán las buenas mucho mejores.

Seguramente te preguntaste más de una vez por qué diablos la vida te puso a ese idiota en tu camino, por que esa vez en la cama fue literalmente de las peores. Y bueno, ahora puedo darte la respuesta: ¡la vida quería que le dieras más valor a esas buenas relaciones!

Una mala relación íntima te hará abrir los ojos y te hará ser más selectiva.

Además, una mala experiencia te hará descubrir caminos, y te hará saber que es lo que NO te gusta. A veces tenemos que pasar por algo que no nos gusta para saber qué es lo que queremos. Una vez que descubres eso, las relaciones mejoran. Y mucho.

Una mala experiencia íntima, te enseña a alzar la voz. Una vez que tuviste un encuentro negativo, harás todo lo posible por que el siguiente no sea igual, y eso te obligará a hablar y pedir lo que quieres. Y bueno, si pides lo que quieres, evidentemente tendrás mejores relaciones ¿no? 

Una mala relación te obliga a buscar más allá, te obliga a explorar otros caminos, te obliga a no conformarte. No te quedarás tranquila con lo que sea que aparezca.

Una mala experiencia íntima te recuerda que hay cosas más importantes en la vida. Como una resaca, una mala experiencia es horrible, pero pasa y con ella te das cuenta de que deberías estar enfocada en cosas más relevantes. No deberías perder el tiempo teniendo sexo casual con idiotas en el bar. Deberías estar buscando cosas mucho más grandes. 

Una mala experiencia íntima te hace perder el miedo. ¿Que es lo peor que puede pasar cuando tienes relaciones? Que apeste. Y eso ya te pasó, ahora estás preparada para todo.

En fin, haber tenido una mala relación solo te hace amar mucho más esa buena, esa sana, esa única, esa linda, esa romántica.

Via UPSOCL pareja

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.