Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de un pariente, cuando ve a un chino poniendo un plato de arroz en la tumba vecina.

El hombre se dirige al chino y le pregunta:

Disculpe, señor, pero ¿cree usted que de verdad el difunto vendrá a comer el arroz?.

Si», responde el chino, «cuando el suyo venga a oler sus flores.

Moraleja:

Respetar las opciones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.

Las personas son diferentes, actúan diferente y piensan diferente.

No juzgues, solamente intenta comprender

Imagen tomada de FreeImages

cementerio

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights