Violencia doméstica a los hombres

Violencia doméstica a los hombres

En Venezuela se dice que la salsa que es buena para el pavo, también es buena para la pava. Y eso viene por el tema de la Violencia de Género y la Violencia Doméstica. ¿Es que sólo se califica de Violencia de Género cuando la agredida o víctima es la mujer? ¿Qué pasa cuando el hombre también es agredido o es la víctima?

De acuerdo a Wikipedia, Violencia de Género es:

… un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico o psicológico. De acuerdo a Naciones Unidas, el término es utilizado «para distinguir la violencia común de aquella que se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género», enfoque compartido por Human Rights Watch en diversos estudios realizados durante los últimos años.

Esos conceptos no hacen diferencia si la víctima es hombre o mujer, y trata a ambos géneros por igual. Por lo tanto la violencia de género aplica cuando la víctima es hombre o cuando es mujer.

Pero lo normal es asociar la violencia de género a una víctima mujer, porque normalmente es la que efectivamente hace la denuncia. ¿Y por qué el hombre no hace la denuncia?

De acuerdo a un artículo publicado en EuropaPress, ello se debe a las siguientes razones:

  1. Falta de apoyo legal (hay pocas leyes para la protección del hombre)
  2. Falta de recursos para la atención al hombre maltratado (no hay líneas 0-800 para atender a hombres maltratados, ni organizaciones de apoyo)
  3. Falta de credibilidad (falta de apoyo familiar y machismo)
  4. Miedo al ridículo (de ser víctima del sexo débil)
  5. Mostrarse sometido o débil (puede generar sentimientos de humillación)
  6. Creencias en torno al maltrato (me lo merezco, yo lo provoqué, le he hecho enfadar luego es mi culpa)

Más aún, el hombre maltratado tiene un perfil psicológico determinado, también descrito por EuropaPress en la referencia anterior:

  • Baja autoestima y poca validación de sí mismos.
  • Buscan la aprobación de su pareja de forma habitual.
  • Su pareja puede ser para ellos como una madre que castiga de forma «normal».
  • Puede haber sufrido maltrato de pequeño o haberlo visto en la familia.
  • El amor es entendido exclusivamente como sacrificarme por el otro.
  • No sabe cómo salir de esa relación.
  • Idealiza o sobrevalora a su pareja.
  • Presenta síntomas de estrés, ansiedad, problemas somáticos como dolores de cabeza, de estómago…
  • A menudo se distancian de sus amigos y familiares.

 

A continuación muestro un video, parte de la campaña «Violencia es Violencia» conducida en el Reino Unido, donde se muestran las reacciones en la vía pública cuando un hombre agrede a una mujer y cuando una mujer agrede a un hombre.

 Luis Castellanos
De todo un poco | Imagen tomada de EuropaPress

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.