Así lo quieras o no, las palabras que usas pueden afectar seriamente las habilidades para alcanzar el éxito. Y en especial para los líderes.

Darlene Price, presidente de «Well Said Inc» dice

«Los líderes más exitosos pueden articular la misión de su organización y expresarla de manera de poder inspirar a otros para cumplirla. A pesar que se requieren otros comportamientos y habilidades para un buen liderazgo, esta es una de las más importantes.»

Y sostiene que los grandes líderes se valen del poder de la oratoria.

«Ellos entienden el impacto del discurso hablado, y cómo afecta el corazón y la mente de las personas.»

Por esa razón, regularmente los buenos líderes usan frases positivas y efectivas cuando hablan con su equipo, como por ejemplo: «Esta es nuestra misión», «tu papel es de una importancia crítica porque…», «me gustaría saber qué piensas», «¿cómo puedo ayudar?, «juntos podemos…», «felicitaciones», y «gracias».

Y así como existen esas frases que se deben usar, existen 10 frases que verdaderos líderes no van a decir, las cuales se señalan a continuación:

01. Yo soy el que manda.

Price dice que al anunciar ese hecho, lo estás negando.

«Margaret Tatcher, ex Primer Ministra del Reino Unido, dijo en una ocasión: ‘El poder es como ser una mujer. Si tienes que decirle a la gente que eres, es porque no lo eres'».

Darleen Price

Declarar tu título implica una actitud que dice: «No hay preguntas. No hay observaciones. Hacemos las cosas como yo digo». Los grandes líderes son seguidos y admirados, mientras que los dictadores son temidos y despreciados. Claro, si eres el jefe, si eres el que manda, el decirlo no va a hacer que sea cierto. En vez de decir eso, debes decir «¿qué necesitas para triunfar?» o «¿cómo puedo ayudar?».

02. Eso no es mi culpa

Los mejores líderes toman responsabilidad por sus acciones. No señalan a la gente, no inventan excusas, o lanza a la gente a los leones. A nadie le gusta sentir la culpa, pero un gran líder absorbe el impacto, demuestra que se puede confiar en él, y conduce al equipo hacia una solución. En vez de culpar a la gerencia anterior, a la administración anterior, a otros departamentos, o a la economía, hay que decir: «vamos a hablar acerca de lo que haremos a continuación para asegurar nuestro éxito».

«No encuentres la falla, encuentra la solución.»

Henry Ford

03. Lo hago yo.

Liderazgo no es de una sola persona. La actitud de «hágalo usted mismo» puede ser buena para hacer las remodelaciones de la casa, pero no para mejoras en liderazgo. Mientras más alto se suba en la escalera corporativa, menos trabajo individual hace la persona. El trabajo se hace a través de las personas y para las personas. La meta es ubicar a la gente correcta en el lugar correcto, y darles las herramientas para que tengan éxito.

04. Eso yo lo sé. Yo he pensado en todos los detalles.

Lo que cuenta es lo que aprendes después que sabes.

John Wooden. Entrenador de basquetbol.

Evita ignorar las opiniones de los demás con esa actitud de sabelotodo. Aún si sabes mucho, quédate abierto a aprender cosas nuevas. Cuando agradeces y valoras la inteligencia y los aportes de tus empleados, los haces sentir bien e inteligentes.

05. Fracasar no es una opción

Esa frase puede funcionar como el lema del Centro de Control de Misiones de la NASA, sin embargo, cuando un líder usa esa frase en el ámbito gerencial, está diciendo implícitamente que «no se permiten errores». Esta actitud le infunde miedo a los empleados, disminuye la creatividad, e inhibe la innovación.  Los grandes líderes permiten, y a veces alientan, que su gente fracase para que puedan aprender.

Acá caben dos frases:

El único camino para el éxito es duplicando tu tasa de errores. Thomas Watson (fundador de IBM)

Fracaso no es lo contrario de éxito; es parte del éxito. Arianna Huffington.

06. Esa no es la manera en que hacemos las cosas por acá

Los líderes exitosos sienten pasión por la innovación, por encontrar una manera óptima de hacer las cosas. Los mejores líderes valoran a los empleados que demuestran pensamiento creativo, flexibilidad, y habilidades para la toma de decisiones.

Entonces, la frase que se muestra, muestran que estás anclado en el pasado, con pensamiento de la vieja escuela, inflexible, y de mente cerrada. Aún cuando no estés de acuerdo con la idea de alguno de los empleados, debes decir «Oye, que idea tan interesante. ¿Cómo la ponemos en práctica?». O, «ese es un enfoque diferente. Vamos a discutir las ventajas y desventajas».

«De hecho, la innovación hace la diferencia entre un lider y un seguidor». Steve Jobs (Cofundador de Apple)

07. Quiero resultados, no gente relacionándose

Los grandes líderes saben que los resultados se producen a través de la gente, y requiere construir relaciones fuertes entre los empleados, compañeros, clientes, socios de negocio, proveedores, y otros actores importantes. Así como en el diccionario, «relaciones» viene antes de «resultados».

08. No me importa si no es ético. Mientras sea legal, háganlo

Los grandes líderes no auspician ni aceptan comportamiento corrupto o no ético, así sea en cumplimiento de las metas organizacionales. «El fin justifica los medios» no es una excusa para no cumplir las políticas de la organización, o cometer actos ilegales. En vez de decir eso, digan: «hagan lo que sea correcto».

«Casi todos los hombres pueden soportar la adversidad, pero si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder.» Abraham Lincoln

09. No me traigan malas noticias ni sorpresas

Decir eso no hace que se vayan las malas noticias o las sorpresas. Sólo hace que la gente esconda las bombas de tiempo debajo de la alfombra. Los grandes líderes quieren conocer los detalles que requieren de su inmediata atención. Por ello deben decir; «si hay malas noticias o sorpresas, quiero ser el primero en enterarme.» Ello crea un ambiente donde la gente informa de esos detalles en el momento en que aparecen.

«Las malas noticias no son como el vino, que se mejoran con el tiempo». Colin Powell.

10. Son afortunados por tener un empleo acá

Esa afirmación destruye la determinación y la moral de los empleados. Implica que se le está haciendo un favor al darles trabajo, y deben estar agradecidos por el privilegio de trabajar para ti. El empleados es quien debe decidir si eso es o no cierto. En vez de decir eso, se puede decir «somos afortunados por tenerlos a ustedes en nuestro equipo».

Conclusión

Un común denominador presente en los grandes líderes es que sus palabras y acciones inspiran a otros a soñar más, a aprender más, a hacer más y ser más.  Y por eso son vistos como líderes, por su combinación de sus habilidades comunicacionales y su carácter, que hacen que la gente los siga. Los mejores líderes escogen cuidadosamente palabras específicas que van a decir y las que no deben decir, para maximizar su habilidad de obtener resultados a través de las personas.

Artículo traducido por Luis Castellanos, y tomado de CNN. Imagen tomada de FreeImages.

liderazgo

cnn

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com