4 señales de que estás con la persona equivocada

No hace mucho descubrí qué se siente estar con una persona que dice quererte pero que de alguna manera te hace sentir que estás sola. Y hemos estado juntos por años.

Allí estaba, sentado enfrente a él en un bonito restaurant, empujando un espárrago alrededor de mi plato con un tenedor, sin nada en mi mente más que el pensamiento que, eventualemente podríamos ser un par de extraños cenando juntos, que no podrían describirle a la otra persona qué está faltando o qué ya se fue. Pero, ¿realmente sabía que se iba a acabar durante todo el tiempo que estuvimos juntos?

Si soy honesta conmigo y con ustedes, debo decir que si. Cuando miro hacia atrás en nuestra relación, hubo muchos momentos en que algo debió advertirme en mi cabeza: «Cuidado. El no es tan bueno. La sonrisa debe ser natural y no debe ser forzada». Ahora puedo ver con calma, tantas señales que ocurrieron a lo largo de los años. Acá hay cuatro señales de que estás con la persona equivocada:

Te dicen que no eres la misma persona

Esta señal es difícil de ver al principio. Todos queremos amar y ser amados por alguien, y el compartir intereses y tiempo con nuestra pareja es algo necesario cuando se está construyendo una relación. Así es como me he sentido y como aún me siento. Pero ahora se cuán importante es ser tu misma y no perder lo que te hace única.

Antes de estar juntos, yo pasaba fines de semana com mi familia y salía con mis amigas al menos una vez a la semana. Nada extremo. Luego de un rato, a medida que nos hacíamos más cercanos, empecé a pasar menos tiempo con esas personas que me importaban tanto. Y la verdad es que no podía. Mi pareja hacía imposible el que pudiese ir a otro sitio. Cuando no estaba con él, me enviaba mensajes de texto constantemente y no me dejaba sola. Llegó al punto en que dejé de salir con otras personas. Me rendí, y me perdí. Si estás en una relación que te cambia a ti y a la manera como solías vivir tu vida, quizás sea tiempo de pensar si estás o no en una relación saludable.

Evitas su compañía

Recuerdo cómo solía ser cuando pensaba que mi vida no tenía sentido sin mi pareja. Me acostaba en la cama, medio vestida con una camisa suya y aspiraba el olor de su perfume, sin llegar a pensar que un día esa misma fragancia sería nauseabunda.

No podría determinar a partir de cuándo fue que evitar su compañía se convirtió en algo esencial para mi paz interior, pero de alguna manera, mi horario se llenó de tareas y actividades, así como el de él. ¿Has hecho planes para estar a solas contigo o con otra persona que no es tu pareja? ¿Por qué evitar a alguien que se supone que significa mucho para tí?

Es el Número 1

Esta es una de las señales que más nos deben advertir de que es tiempo de empacar y agarrar camino. Al comenzar nuestra relación, mi pareja me hizo saber bien claro que lo que más importaba era que lo que él hacía y decía. Y esto no pasó al avanzar la relación. Empezó sutilmente, con comentarios aquí y allá, donde me hacía ver que si mis planes lo incluían a él, debía ser consultado previamente. Al principio me reía con esos comentarios, pero cuando empecé a ver que su trabajo, sus amigos, su vida fuera de la relación importaba más que lo yo tenía que decir o hacer, no pude seguir ignorándolo.

Los humanos son seres sociales por naturaleza, y a quienes les gusta complacer a los demás. Si tienes que darle a tu pareja todos tus momentos y deseos, ¿qué queda para ti? Una buena relación empieza con un respeto mutuo y el deseo de cultivar el desarrollo de cada miembro de la pareja. No puedes venir de segunda. Amar no es un concurso para buscar atención o para satisfacer deseos.

Estás leyendo para saber qué hacer

Cuando estaba con mi expareja, no puedo creer cuántos libros, blogs, conversaciones y otras fuentes para buscar asesoramiento acerca de relaciones tuve que buscar. Leí mucho en un intento por encontrar cuál era el origen de nuestros problemas y cómo enmendar mi comportamiento. ¡Qué locura!

Respira hondo. No estás loca ni eres la causante de tus problemas. Cuando las cosas parecieran que se están derrumbando, es fácil empezar a internalizar los problemas. Los malo es que muchas veces nos culpamos a nosotros mismas por cosas que escapan completamente de nuestro control.

Encontrar a la persona indicada puede ser tan fácil como encontrar un oso polar en una tormenta de nieve. Pero no debes sentir que tienes que conformarte con alguien que sientes que no es la persona adecuada para ti. La felicidad es algo para lo cual no deberías de trabajar duro a fin de conseguirla en tu relación. Verdaderamente, debes ser feliz contigo misma antes de poder conseguir ser feliz con otra persona. Si él no es la persona adecuada, no pierdas tu tiempo.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en Huffington Post

triste

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com