Te contamos cuáles son los 5 síntomas más comunes del burnout, para que puedas detectarlos y tomar acciones a tiempo.

El estrés laboral o síndrome burnout es la sensación de fatiga, agotamiento físico y mental que se produce cuando las tensiones y obligaciones del ámbito laboral transcienden las fronteras de lo saludable para convertirse en un factor que provoca serios problemas psicológicos y biológicos, y en caso de sostenerse en el tiempo llevan a un individuo a un grado de insatisfacción, despersonalización y depresión.

Las causas del estrés laboral pueden variar de persona en persona, pero en todos los casos el exceso de información recibida por los medios digitales, la constante necesidad de estar conectados, la competencia y actualización de conocimientos que exige la era digital sumado a las escasas posibilidades de recambio laboral son los factores que paulatinamente devienen en “síndrome burnout” o “síndrome del quemado”, o “desgaste profesional”

Tanto la mente como el cuerpo necesitan equilibrio para mantenerse sanos y avanzar en la concreción de proyectos a futuro. Cuando una persona se encuentra padeciendo, los mecanismos compensatorios han fallado en su tarea y el estancamiento y la angustia comienza a tomar el control de los pensamientos y decisiones. Los síntomas más frecuentes que hay que tener en cuenta para determinar si se sufre de estrés laboral o síndrome de burnout son:


1. Fatiga o cansancio crónico

En este punto es fundamental tener en cuenta la relación entre las labores desempeñadas y el grado de agotamiento que se siente. Por lo general en el burnout el cansancio mental llega al nivel de imposibilitar disfrutar de salidas con la familia, amigos o realizar un hobby fuera del horario de trabajo.


2. Enfermedades menores recurrentes y sin causas específicas

Un factor psicosomático es un aviso del cuerpo sobre una situación que genera dolor o angustia. Reiterados resfríos, anginas, dolores musculares o lesiones pueden ser una clara señal que la mente se siente aprisionada y con la necesidad de un cambio en la rutina.


3. Ira contenida

La irritabilidad constante o la ira sin una justificación acorde son un claro síntoma de estrés. Si estas emociones negativas afectan sobre todo el ámbito laboral es muy posible que se trate de estrés laboral.


4. Despersonalización

La persona se percibe a sí misma como separada de su propio cuerpo o mente. Es decir actúa y realiza todas las actividades diarias pero las vive como en tercera persona. Se despersonaliza para no sufrir y poder continuar con su trabajo. Este mecanismo de defensa es muy común en todas las áreas de la vida,  pero si particularmente sucede en la oficina es claro síntoma de síndrome burnout.


5. Descuido de la imagen y los placeres

La falta de energía para verse bien, comer saludablemente, o llevar una rutina activa y positiva es uno de los primeros síntomas de burnout. La persona va perdiendo poco a poco la pasión por actividades y placeres que antes disfrutaba y le causaban felicidad.

Esa sensación de vacío y ausencia de estilos gratificantes y objetivos pueden desencadenar en depresión y/o ansiedad, por lo que es importante tratarse y consultar a un especialista para superar el trago amargo y motivarse para crecer.


fases Burnout

Vía Envíalo Simple | Imagen tomada de MentalMadrid

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights