¿Qué son los Castillos?

Castillo (del latín castellum) es una estructura fortificada construida en Europa y en el Medio oriente durante la Edad Media por la nobleza. Los académicos discuten aún sobre el alcance de la palabra castillo, pero usualmente se considera la residencia fortificada y privada de un caballero o noble.

Se distingue de palacio por no ser éste fortificado, se distingue de fortaleza por no ser siempre una residencia de un noble.

El uso del término ha variado en el tiempo y se ha aplicado a diversas estructuras. En los 900 años en que fueron construidos los castillos, éstos tomaron varias formas con varias características, entre las cuales eran comunes las troneras y saeteras (orificios para disparar las flechas) y los muros o paredes amuralladas que les rodeaban.

Origen

Fueron una innovación europea, y se originaron entre los siglos IX y X, luego de la caída del Imperio Carolingio, ya que ello trajo como consecuencia que los territorios se dividieran entre príncipes y nobles. Estos nobles construyeron los castillos para controlar el área que les rodeaba, y eran estructuras ofensivas y defensivas, que proveían una base desde las cuales se lanzaban las incursiones de sus tropas, así como protección contra los enemigos. De igual manera servían de centros administrativas y como símbolos de poder. Los castillos urbanos solían controlar a la población local y a las importante rutas de comercio, mientras que los castillos rurales se situaban cerca de tierras fértiles y molinos.

Materiales de Construcción

Muchos castillos fueron construidos originalmente con tierra y madera, pero sus defensas fueron reemplazadas luego por piedra. Los primeros castillos sacaban provecho de las defensas naturales del terreno y no tenían torreones no saeteras. A finales del siglo XII y principios del siglo XIII, se le infundió a los castillos un estudio científico para optimizar sus capacidades defensivas. Ello originó la construcciones de torres y torreones.

Decadencia

A pesar de que la pólvora fue introducida en Europa en el siglo XIV, ello no afectó significativamente la construcción de castillos hasta el siglo XV, cuando la artillería se convirtió en un arma poderosa para romper las paredes de piedra.  Los castillos se continuaron construyendo hasta entrado el siglo XVI, aplicando nuevas técnicas para reducir los efectos de la artillería, lo que los iba convirtiendo en lugares no aptos para vivir. Como resultado de ello, los castillos dejaron de ser construidos y fueron reemplazados por fuertes militares, con ninguna participación como centros de poder o centros administrativos.

Algunos castillos de ensueño

  • Castillo de Chenonceau, Francia

Texto traducido por Luis Castellanos de Wikipedia | Imágenes tomadas de Muy Interesante

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com