Cirugía Plástica

Una joven dama va a un cirujano plástico de mucho renombre, y en la entrevista le dice que sus labios vaginales son enormes y que le causan vergüenza, ella los quiere muy recortados y le pide estricto secreto profesional.

El cirujano después del examen está de acuerdo y proceden con la operación.

Cuando al día siguiente ella despierta de la anestesia, encuentra tres rosas sobre su almohada. Se encoleriza y llama al médico para pedir explicaciones, gritándole:
– ¡¡Doctor!! ¡Ud. me prometió la mas estricta confidencialidad!

El cirujano la tranquiliza diciéndole:
– La primera rosa es mía, porque Ud. pasó a través de todo éste procedimiento con mucho coraje.
– La Segunda rosa es de la enfermera, es por simpatía y comprensión, ya que ella tuvo también hace un tiempo la misma operación.
– ¿Y la tercera rosa? le pregunta ella atónita…
– Esa es de un señor, paciente en la Unidad de Quemados; ¡¡quien le agradece muchísimo por sus nuevas orejas !!

convaleciente

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights