¿Cómo saber cuándo algo está bien? ¿Ya sea un trabajo, un amigo, una pareja?  La mayoría de las veces tratamos de justificar las cosas en nuestra mente. E interpretamos las cosas como queremos que sean, para que vayan por el camino que queremos que tomen. A veces nuestra mente se ve nublado por nuestro corazón, y por nuestras emociones.

Y de vez en cuando, en luna azul, las cosas parece que se sienten que están bien. Tan bien, que te preguntas cómo pasó y si puede pasar otra vez, como si estuvieras buscando la fórmula para ello. Veamos algunos indicadores que te pueden ayudar:

1. No tienes la mínima duda

La duda siempre está presente, más o menos, casi de manera constante. Raras son las veces en que no tenemos dudas en lo que hacemos.

Cuando has encontrado algo que es correcto para ti, no tienes absolutamente duda alguna. Estás instantáneamente y continuamente siguiendo la cadencia de la vida. Te mueves hacia adelante sin titubeos ni preguntas. No necesitas afirmación de otra persona que te asegure que estás en lo correcto. Sólo lo sabes.

Seguir tu corazón es fácil. De hecho, se convierte en un proceso natural para tí. Tus ojos brillan cuando hablas acerca de ello, y sonríes cada vez que piensas en ello.

Cuando estás libre, allí es donde quiere estar. Te sientes seguro, con confianza, como nunca te habías sentido antes. No estás asustado porque no tienes dudas ni miedo que te haga preguntarte «que pasa si» porque no hay un «que pasa si».

2. Eres tu mismo y te sientes feliz

Hay muchas cosas que tenemos que soportar en la vida: estar con personas que odiamos, colegas que nos caen mal, o tareas que no nos gusta hacer. Pero cuando encuentras algo que es lo correcto para ti, no hay sacrificio. Disfrutas cada momento de ello. Las tareas difíciles se convierten en un reto divertido.

Eres completamente tu mismo, haciendo lo que estás haciendo, y te sientes feliz. Te sientes contento. Es la felicidad que viene de adentro, no de afuera. Te sientes que has encontrado tu propósito en la vida. Tu vida tiene significado. Te sientes rico y pleno, desde adentro.

3. Estás más enfocado

Estar enfocado no es fácil. Todos tenemos la tendencia a decir «si» en vez de decir «no». Pero cuando encuentras algo que está bien para ti, nada importa. Esa cosa correcta se convierte en tu enfoque principal, sin duda alguna. Tu corazón dice «si». Tu mente dice «si». Tu cuerpo dice «si».

Nunca habías sido tan feliz diciendo no a otras distracciones tentadoras antes, porque sabes que encontraste la cosa correcta y no quieres perder tiempo enfocándote en otras cosas.

Te despiertas pensando en esa cosa, al levantarte. Puedes entrar fácilmente en la zona, sin hacer mucho esfuerzo. Puedes leer acerca del tópico por horas sin sentir que estás trabajando. Es más fácil enfocarte porque encontraste lo que es correcto para ti. Tu intelecto y tus emociones se sincronizan. A pesar de los baches que puedes conseguir en el camino, la vida nunca había sido tan plena.

4. Ansías cada nuevo día

El escuchar sonar el despertador en la mañana, y pedirle una prórroga a nuestro sueño, una y otra vez, hasta que no queda más remedio que levantarnos, el conseguir alguien con quien conversar en la oficina mientras buscamos una taza de te o de café, o en términos generales dejar para más tarde lo que tenemos que hacer, son cosas que ocurren cuando no estamos motivados.

Cuando has encontrado lo correcto para tí, no hay duda en que quieres acostarte a dormir emocionado para poder despertarte al día siguiente para empezar un nuevo día. Te sientes emocionado. Tu vida está llena de euforia.

Vives tu vida con los brazos abiertos y miras hacia adelante hacia lo que la vida te arroja. Te sientes que no puedes vivir tu vida de otra manera.

Hasta las discusiones y peleas parecen lo correcto, porque sabes que sin importar lo que pase, siempre encontrarás el camino porque simplemente amas cada día de tu vida y todo va a estar bien.

5. Te sientes inspirado

Cuando has encontrado algo que es correcto para ti, quieres ser mejor. Te llega esa fuerza y esa motivación interna para ser una mejor persona, hacer un mejor trabajo, y alcanzar grandes cosas. Te sientes inspirado.

Empiezas a ver al mundo de una manera ligeramente diferente. Empiezas a ser más curioso y a descubrir más cosas. Quieres aprender más y sentir que no es suficiente para ti.

Es porque has encontrado algo que es correcto para ti y que ha abierto la puerta de tu corazón al mundo, lleno de inspiración y belleza.

Ahora estás lleno de esperanza razonable, que se inyecta en tu vida con un poco de creatividad. La inspiración es una cosa maravillosa. Y cuando estás constantemente inspirado, la vida nunca vuelve a ser la misma.

Traducido por Luis Castellanos de publicación en BrandMentalist

algo esta bien

Banner BrandMentalist

 

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com