Para las creídas

Un hombre entra a su restaurante favorito, y se sienta  en la mesa de siempre.  Da una mirada a su alrededor y  descubre a una hermosa  mujer en una mesa cercana. Esta  completamente sola.

El tipo llama al camarero y le pide enviar a la mujer la botella del Merlot más caro que haya en el  restaurante, pensando que si la mujer aceptaba la  botella se  rendiría a sus pies.

El camarero lleva la botella a la  mesa de la mujer y  le dice, señalando al hombre:

La mujer  mira la botella con frialdad durante un  segundo, y decide enviarle una nota al hombre. Se la  da al camarero, y este la entrega al destinatario.

La nota decía:

“Para que yo acepte esta botella, Usted debería tener un Mercedes en su garaje, un millón de dólares en el Banco y 20 cm. en sus pantalones.”

Después de leer la nota, el hombre,  piensa un segundo  y decide contestar.  Le da la  nueva nota al camarero y le pide que la entregue a la  mujer.

La nota decía:

“Para acceder a sus deseos, podría vender mi Ferrari Modena 360, y también mi BMW 850 SL, para quedarme sólo con el Mercedes 600 SEL en mi garaje. Podría también donar doce de los trece millones de dólares que tengo en mi cuenta. Pero…????? ni por una mujer tan bella como usted me cortaría cinco centímetros”
P.D: Devuélvame la botella.

vino

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Verificado por MonsterInsights