¿Tristeza o depresión?

Los especialistas hablan de depresión mayor cuando la persona presenta más de cinco de los siguientes síntomas, casi todos los días, durante un período de más de dos semanas:

  1. Tristeza o irritabilidad: la persona vive en un estado de ánimo melancólico la mayor parte del día; se siente triste o vacío, y llora. En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable, como un equivalente de depresión. En este caso no se ven tristes, son muy sensibles a los comentarios externos y pueden reaccionar con ira.
  2. Apatía: incapacidad para sentir placer y pérdida de interés, por realizar actividades que antes disfrutaba, como compartir con la familia, practicar algún ejercicio, idear nuevos proyectos, entre otros.
  3. Apetito: pérdida o aumento del apetito, que puede ocasionar variaciones drásticas en el peso corporal (cambio de más de 5% en un mes). La persona puede manifestar que se siente inapetente, a pesar de que sus amigos y familiares la motiven para comer.
  4. Alteraciones de sueño:  dependiendo de la persona, ésta manifestará problemas para conciliar el sueño (insomnio) o sufrirá una tendencia a dormir más de lo habitual, incluso sentirá somnolencia durante las horas del día.
  5. Agitación o lentitud: quienes la rodean podrán percibir que la persona con depresión está más agitada de lo normal o, al contrario, que manifiesta lentitud exagerada al llevar a cabo sus funciones psicomotoras.
  6. Fatiga o pérdida de energía: sienten que hay una disminución de su energía y que eso les impide llevar a cabo las actividades que antes realizaban.
  7. Inutilidad y culpa: el individuo deprimido se siente menos capaz, y comienza a tener ideas de culpa injustificadas.
  8. Pérdida de la concentración: le cuesta en demasía concentrarse y, debido a su inseguridad, tiene dificultad para tomar decisiones.
  9. Pensamientos de muerte: este tipo de ideas son recurrentes, en algunos casos se asocian con intenciones suicidas. También puede expresar deseos como : «quisiera dormir y no despertar por un tiempo».

Cabe destacar que debe manifestarse, obligatoriamente, uno de los dos primeros síntomas; tristeza o irritabilidad y apatía, para que se pueda considerar la presencia de un cuadro depresivo.

Penélope Silva
«Depresión: más que una tristeza pasajera», revista Vecino Saludable.  Año 3. N° 24 | Imagen tomada de Pixabay

tristeza o depresion

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com