La felicidad es una meta muy escurridiza, todos la quieren alcanzar. Pero si fuese fácil de hacerlo, todo el mundo estuviese feliz y no necesitarían de seguir buscando la felicidad. No es fácil estar feliz todo el tiempo, pero hay algunos consejos que se pueden poner en práctica para ser más felices.

Acá se presentan 10 consejos para ser feliz, 10 consejos que pueden cambiar tu vida y hacer que tus días sean un poco más llenos de alegría:

1. Haz más ejercicio físico

Es una de las resoluciones de Año Nuevo más comunes, y la ciencia ha probado el por qué el ejercicio es tan importante en nuestras vidas. Un estudio citado en el libro «La Ventaja de la Felicidad» también confirmó la importancia del ejercicio en nuestros niveles de felicidad.

Básicamente, este estudio se enfocó en tres grupos de pacientes con depresión. Estos tres grupos fueron tratados con medicamentos, ejercicios, o una combinación de ambos. He aquí los resultados:

Los grupos fueron examinados seis meses después, para evaluar su condición. De los que sólo tomaron medicamentos, el 38% se encontraba en depresión de nuevo. De los que fueron sometidos a tratamiento combinado, el 31% presentaba depresión nuevamente. Y el gran asombro fue con el grupo que sólo hizo ejercicios: sólo el 9% había caído nuevamente en depresión.

Este estudio señala que el ejercicio tiene la más alta tasa de reducción de la depresión.

Otro estudio, de la Revista de Salud Psicológica, también encontró que las personas que hacen ejercicio son más felices, porque se sienten mejores con sus cuerpos.

Toda la evidencia muestra que los beneficios de hacer ejercicio incluyen tener una vida feliz. ¿Y qué estás esperando? Empieza a hacer ejercicios ya. Empieza poco a poco y ve haciendo un hábito de rutina para hacer ejercicio, para que sean más feliz.

2. Obtén más sueño de calidad

Pasamos casi un tercio de nuestras vidas durmiendo, por lo que no podemos subestimar la importancia del sueño en la calidad de nuestras vidas. Un estudio del BPS Research Digest muestra cómo el sueño afecta nuestra felicidad.  Los resultados encontraron que las personas que toman una siesta vespertina son menos susceptibles a emociones negativas y más afectados por emociones positivas.

Este estudio muestra que no sólo el no dormir causa problemas emocionales, sino que una siesta puede ofrecer ventajas emocionales. En otras palabras, un buen sueño de calidad, hace que las personas sean más positivas y más felices.

3. Guarda tu teléfono celular

Un estudio de la Universidad Kent State encuestó a más de 500 estudiantes y encontró que el uso frecuente de teléfonos celulares estaba asociado con calificaciones más bajas, mayor ansiedad y menos felicidad.

«Es más probable que las personas que pasen más tiempo usando dispositivos electrónicos tengan menos contacto frecuente con redes sociales vivas, y pueden ser más vulnerables a comparaciones sociales que pueden dejarles un sentido de vaciedad», de acuerdo a Ramani Durvasula, PhD, Psicólogo Clínico y profesor de Psicología en la Universidad California State en los Ángeles (EEUU).  «Y la ansiedad puede deberse al efecto  ‘no me quiero perder nada’, revisando las redes sociales de las demás personas y querer estar presente en todos los eventos hace que sea difícil estar presente en los propios eventos».

Aún Aristóteles decía que las cosas se debían hacer con moderación. Los teléfonos celulares y la tecnología no es una excepción. El uso excesivo de las mejores tecnologías reduce nuestra felicidad de maneras significativas. Así que guarda tu teléfono celular y tus niveles de felicidad mejorarán.

4. Toma más tiempo social

Quizás ya lo hayas escuchado antes, pero una de los 5 cosas de que las personas moribundas normalmente se arrepienten es de no haber compartido suficiente tiempo o haber estado más en contacto con amigos y familiares. Pasar más tiempo con la gente que nos importa es muy beneficioso y puede mejorar nuestra felicidad y nuestra calidad de vida.

Dan Gilbert, un profesor de Psicología en la Universidad de Harvard lo explica muy bien:

«Estamos felices cuando tenemos una familia, estamos felices cuando tenemos amigos y una de las cosas que creemos que más felices nos hace es buscar maneras de tener más familia y más amigos».

Es interesante saber que no sólo tus relaciones sociales te hacen más feliz, también te hará tener una vida con más dinero. Un estudio publicado en la Revista de Socio Economía usó un método de precios sombra y estimó que las relaciones en nuestras vidas nos aportan un estimado adicional al año de $ 131.232.

Así que llama a tu primo que vive en otra ciudad, y ponte al día por teléfono con él. Eso te hará más feliz.

5. Pasa más tiempo al aire libre

Shawn Achor, quien ha dictado charlas en la Universidad de Harvard y en la Escuela de Negocios de Wharton, escribió en su libro «La Ventaja de la Felicidad» que pasar al menos 20 minutos al aire libre en un buen clima, no sólo aumenta el ánimo positivo, sino que amplía la manera de pensar y mejora la memoria.

Otro estudio de la Escuela de Ciencias Económicas y Políticas de Londres también muestra evidencias de ello.  Estar al aire libre, cerca del mar, en una cálida y soleada tarde de un fin de semana es el lugar perfecto para la mayoría. De hecho, los participantes en el estudio estaban más felices al aire libre, en ambientes naturales, que cuando estaban en ambientes urbanos.

Si te preguntas cuál es la mejor temperatura que maximiza nuestra felicidad, te asombrará saber que un estudio de la Sociedad Meteorológica Americana determinó que la felicidad se maximiza a la temperatura de 13,9° C.

6. Ayuda a otras personas al menos dos horas semanales

Te puede sorprender el leer esa afirmación, pero gastar dinero en otras personas (llamado también gasto pro-social) aumenta la felicidad más que comprando cosas para nosotros mismos.

Un estudio de la Universidad de Harvard del 2012 le dio dinero a los que participaron en el estudio. A la mitad se les pidió que lo gastaran comprando cosas para ellos mismos, mientras que a la otra mitad se les pidió que gastaran el dinero comprando cosas para otras personas. He aquí los resultados:

Los participantes que compraron cosas para otras personas reportaron sentirse significativamente más felices inmediatamente después de la compra. Los más importante: mientras más felices se sentían, más probabilidad había de comprarle algo a alguien en el futuro cercano. Entonces, se muestra evidencia inicial que señala un ciclo de retroalimentación positivo entre el gasto pro-social y el sentirse bien. La data recolectada ofrece un camino potencial hacia la felicidad: el gasto pro-social incrementa la felicidad, lo cual conlleva a continuar haciendo un gasto pro-social.

Por eso no nos debe asombrar que muchos millonarios y billonarios son filántropos activos. La filantropía se ha comprobado que aumenta la felicidad.

Ayudando a los demás no siempre implica gastar dinero: puedes gastar tu tiempo (mediante el voluntariado, por ejemplo). Un estudio hecho en Zurich (Suiza) encontró que el voluntariado trae como recompensa una satisfacción más alta en la vida.

Entonces, ¿cuánto tiempo debes gastar ayudando a los demás? El Buffer Blog ha concluido que 100 horas al año (o 2 horas a la semana) es el tiempo óptimo que debemos dedicar a ayudar a las demás personas, para enriquecer nuestras vidas y ser más felices.

7. Haz meditación

Puedes haber escuchado que la meditación es muy importante. La verdad es que si lo es. La meditación te ayuda a mejorar tu enfoque, claridad, atención, calma y tu felicidad.

Un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts examinó las tomografías cerebrales de 16 personas antes y después que participaron en un curso de meditación de 8 semanas. El estudio concluyó que luego de culminar el curso, partes de los cerebros de los participantes, asociados con la compasión y conciencia de si mismos crecieron, y las partes asociadas con el estrés se encogieron.

Así que, ¿qué estás esperando? Empieza a meditar ya para que puedas vivir una vida más feliz.

8. Se agradecido

La gratitud es el acto de dar gracias por las cosas sencillas de tu vida.  Está comprobado que ser agradecido incrementa la felicidad. Un estudio de la Revista de Psicología Social y de la Personalidad sugiere que un enfoque consciente en nuestras bendiciones (en otras palabras, ser agradecido) tiene beneficios emocionales e interpersonales. Entonces, agradece por cada pequeña cosa que hay en tu vida, porque hay muchas otras personas que no son tan afortunados como tu.

9. Gasta dinero en experiencia, no en cosas

Todos saben que el dinero no puede comprar la felicidad per se, pero si vas a gastar dinero en busca de la satisfacción, gasta en una experiencia, no en un juguete caro. Un estudio de Ciencia Psicológica encontró que aquellos que tienden a gastar su dinero en hacer cosas, en contraposición a los que gastan en tener cosas, se sienten mejor a la larga. Este efecto hace que se prefiera un viaje (por ejemplo) a comprarse un par de zapatos.

10. Practica tu espiritualidad o fe

A pesar que la religión por si sola no es un productor de felicidad, un estudio publicado en Fronteras en la Psicología encontró que aquellos que practican su fe son más felices que los que tienen una religión pero no la practican y que los que no tienen religión. Esto no quiere decir que debes ser religioso para ser feliz, pero si tienes inclinaciones teológicas, deberías de hacer de la espiritualidad un hábito.

Una nota adicional

Un estudio épico de Harvard sobre la felicidad fue conducido por más de 75 años (se llama Estudio Grant de Harvard) ha concluido: «el amor es realmente lo que le interesa a los seres humanos para ser felices». De manera similar, los 10 consejos para ser feliz mostrados en esta publicación tienen un común denominador: «el amor». Ama al universo, ama a Dios, ama a los otros humanos, y lo más importante ámate a ti mismo.

Muchas personas han estado maltratando a su propio cuerpo, comiendo comida que no es saludable ni nutricional y no haciendo del ejercicio un hábito.

Todos queremos tener un cuerpo saludable, un cuerpo soñado. Muchos hemos tratado de obtenerlo, pero sin resultados. La razón principal por la que hemos fallado es porque tomamos un enfoque erróneo. No nos enfocamos lo suficiente en la ciencia del comportamiento y de la psicología. Todos sabemos que nuestras vidas son el reflejo de nuestros hábitos, y aún así, no los cultivamos.

Conclusión

Tu estás en el control total de todos tus propios hábitos, de tu cuerpo y de tu vida. Usa estos consejos como una guía para una vida más feliz y plena.

Traducido por Luis Castellanos de publicación de LifeHack

felicidad

lifehack

Por Luis Castellanos

Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

2 comentarios en «10 consejos para ser feliz»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com