Inseguridad virtual: el riesgo que viene

Inseguridad virtual: el riesgo que viene

Advertir sobre los peligros que genera navegar por internet suena alarmista y más aún cuando al hablar de inseguridad virtual se suman las noticias sobre la delincuencia real.

Pero sin intención de alentar el espíritu apocalíptico hay que reconocer que nuestro grado de inconsciencia a la hora de usar el correo, las redes sociales o pasear por la web, puede traernos algunos inconvenientes que es mejor conocer de antemano.

Zona de riesgo

Las redes sociales aparecen a la cabeza de la advertencia de expertos. Twitter, My Space y sobre todo Facebook son portales de entrada para ataques de spam o espías que quieren quedarse con nuestros datos personales. Enlaces para ver ciertos videos o aceptar solicitudes de gente que no conocemos es la forma de ingreso de extraños a nuestro pequeño mundo virtual.

“El uso no consciente de internet y la falta de capacitación en redes sociales será el problema más serio este año. El problema es que las redes sociales son extremadamente fáciles de usar pero esa facilidad no se corresponde con el aprendizaje sobre advertencias de seguridad y los riesgos a los que estás expuesto”, explica Daniel Caselles, director de Nuevos Negocios de Sílice SA, empresa mendocina dedicada a la seguridad informática y el desarrollo de software.
La falta de conocimiento y conciencia de uso no es sólo un problema doméstico sino un inconveniente que tiene su correlato en el ámbito laboral.

“Lo que ha pasado es que así como las personas cuentan en Facebook lo que hacen en su casa, mucha gente cuenta por allí lo que hace en su trabajo. La fuga de información de una compañía a través de Facebook es un problema a solucionar. Muchos publican rumores que se filtran, ya sea en forma inocente o no”, afirma Caselles.

El que busca encuentra

El 2009 será recordado como el año de la explosión de las redes sociales, pero otras herramientas informáticas, por viejas, no dejan de ser igualmente vulnerables. Apuntamos aquí al correo electrónico, que se ha vuelto la segunda zona más vulnerable y otro de los espacios que será amenazado este año por ciberataques.

Los correos maliciosos perfeccionan su forma de llegada y se visten de mails atractivo. Premios, regalos, fotos o videos son los contenidos más habituales y hasta llegan a través de direcciones de nuestros conocidos, algo que ellos obviamente no enviaron.

“En general hay una falta de concientización sobre usos y aunque todos los sitios cuentan con un contrato de términos y condiciones que advierten sobre el uso ,a la vez no son negociables”, afirma el director de Sílice.

Las advertencias sobre el uso son claras, pero la tendencia marca las necesidades y si una mayoría usa una herramienta, quienes se sumen se inclinarán por utilizar las mismas. Esa forma de actuar es lo que ha hecho de Microsoft, y sus productos estrellas, los productos informáticos más vulnerables.

El nuevo Windows 7 ya tiene parches de seguridad y aún se siguen lanzando soluciones para los huecos de sistemas operativos anteriores como Vista y XP. El Internet Explorer tampoco se salva. Los expertos  recomiendan irse por navegadores alternativos como Firefox, Safari o Google Chrome que son más estables y más seguros, y hasta países como Alemania y Francia recomiendan a su población no usar el navegador tradicional.

Pero no tener el sello Microsoft no es garantía de nada y menos este 2010. El crecimiento del uso de la marca Apple tuvo como resultado dos ataques de troyanos en 2009 a uno de sus productos más vendidos: el iPhone. Ese smartphone y el que lanzó Google podrían sufrir este año ataques a sus vulnerabilidades y padecer los mismos problemas que las PC, ya que en el fondo no dejan de ser mini computadoras.

El otro gran peligro de este año será el incremento de resultados engañosos en las búsquedas que hagamos en la web. La estrategia de los hackers es armar un sitio falso con información de interés que no hace más que poner en riesgo la PC desde la que trabajamos.

“Es una premisa general. Si cada día que pasa hay más soluciones informáticas, el nivel de dependencia es mayor y también los riesgos. Hoy sucede que la gente busca en Google cómo protegerse  y muchos sitios son armados por delincuentes que disfrazan consejos para volver más vulnerable la PC”, dice Caselles.

Adiós a la ingenuidad

“La clave está en hablar abiertamente sobre los riesgos y tener controlados los contenidos de lo que uno expone. Saber cómo funciona y conocer las consecuencias es el punto básico”. Se puede decir más fuerte, pero no más claro.

Podemos incrementar los niveles de seguridad con antivirus o antispyware pero nada es más efectivo que ser consciente de las cosas que miran en internet, de los archivos adjuntos que se reciben en el correo y de los contenidos personales que se suben a las redes sociales.

Es cierto que hay amenazas y peligros pero también ventajas y avances beneficiosos. “Soy pro redes sociales y cuando nace una tecnología nueva la apoyo. Hay un montón de gente que dice que no tiene Facebook por una cuestión de seguridad y yo entiendo que no usarlo minimiza los riesgos pero de igual forma podría decir que no usen computadora para que no le entren virus. Creo que pensar así es perderse la oportunidad de sacar provecho de una innovación tecnológica”, concluye Daniel Caselles.

Vía Los Andes Virtual

inseguridad virtual

Sobre Luis Castellanos 2944 Artículos
Experto en Tecnología y Seguridad. Ingeniero de Sistemas, Docente universitario y Bloguero.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.